1 jun. 2012

A dios rogando y con el mazo dando

En los últimos meses la iglesia,  a través de sus mandatarios más opuestos al cambio, ha echado peste de la red. En este mismo espacio nos hemos hecho eco de las declaraciones de Rouco Varela al respecto, al igual que hicimos con otros extremistas que se sirven de la religión para sus intereses, como  el caso del dictador libio Gadafi. Ambos, el libio y el español, arremetieron con dureza contra los medios sociales e Internet como si fuera el mismo demonio (cada uno en su dogma, entendemos).

Sin embargo, volviendo a esta tierra al norte de África y al sur de Europa desde donde elaboramos este post, nos choca ver la cartelería desplegada por la sub-franquicia española del Vaticano. En ella no falta la simbología pagana que representa a la sociedad 2.0 que tanto critican. En sus carteles  figuran la F demoníaca de Facebook, la T posesa de Twitter, una endemoniada página web y hasta un endiablado código QR  (Quick Response Barcode). ¿Será que para conseguir financiación no es pecado bajar al infierno?
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog