29 ene. 2020

¿Hay que alejarse de las redes sociales?

Las redes sociales ocupan nuestras vidas y dedicamos a ellas  un vasto tiempo cada vez menos cuantificable. ¿Hay que alejarse de las redes sociales? Tristam Harris, antiguo trabajador de Google tiene claro que la respuesta a esta cuestión es afirmativa sin paliativos. Harris afirma que Internet ha pasado de expandir la mente humana a secuestrarla, fomentando la estupidez colectiva y, aunque esto daría para otro largo debate, socavando la democracia. Esta idea  refuerza la teoría de Umberto Eco de los idiotas en red (junio de 2015), que ya hemos tratado en varias ocasiones: "las redes sociales les dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios."

Pues ante esta tesitura Harris también ha dado la voz de alarma uniéndose a los que previamente han alertado de la necesidad de un cambio a la hora de consumir - y regalar- datos. La lucha contra las grandes corporaciones, como la mastodóntica Google de la cual procede Harris, no es tarea fácil. Sin embargo  ha puesto su granito de arena constituyendo la  fundación Centre for Humane Technology en 2019 para generar conciencia sobre los peligros de este fenómeno y la necesidad de aprovechar mejor el tiempo. Para él, Apple y a Google son los bancos centrales de la economía de la atención, pero es consciente de que el problema no se resuelve con referirse a ellas como malvadas, porque también proveen servicios beneficiosos.

 alfonsovazquez.com
  ciberantropólogo


24 ene. 2020

La revolución IA

Dentro de la vertiginosa carrera evolutiva del ser humano ha habido espacio para reveladores puntos de inflexión. Logros que ha condicionado un cambio de etapa o una ventaja evolutiva tal que  supuso un empujón en la transformación para ser lo que somos: los primeros desplazamientos en bipedestación, el dominio del fuego, la primera palabra... Y sin embargo el proceso no esta ni estará nunca concluido, ya que la odisea evolutiva continuará su camino de manera inexorable, imperceptible  a escala humana, ya que todo este bagaje de naturaleza cambiante fue introducido en el ideario colectivo hace poco más de siglo y medio ya antes de eso ni siquiera éramos consciente de este apasionante fenómeno.

Sin embargo, la incipiente tecnología  que nuestros antepasados comenzaron a desarrollar  les permitió moldear el entorno como ninguna otra especie antes había hecho. Y evolución biológica y tecnológica han caminado de la mano en los últimos milenios, fuertemente imbricadas ¿Fue más importante el descubrimiento del fuego,  el uso de herramientas, la bipedestación o el dominio del fuego ?¿no hay respuesta sencilla o sencillamente no hay respuesta? Todos estos logros son hitos mayores en este binomio evolutivo condidionado por elementos naturales  y culturales.  

Tal vez la sociedad de la información esté culminando uno  de estos retos y estemos siendo, sin darnos cuenta, testigos y participes de un momento de aceleración evolutiva.  Sundar Pichai, líder ejecutivo de Alphabet Inc., en una entrevista en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, afirmó “La IA es una de las cosas más profundas en las que estamos trabajando la humanidad. Es más profunda que el fuego o la electricidad”. Cuando cuenten con suficiente perspectiva histórica nuestro antepasados podrán refutar o validar esta afirmación.

 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog