30 abr. 2014

Cibor

La RAE, que tantos vocablos polémicos ha aceptado en los últimos tiempos (almóndiga, asín, murciégalo), ha sido siempre reacia a incluir términos de carácter tecnológico. Si embargo, poco a poco, la decimonónica institución se lanza y nos sorprende. De cara a a su edición vigésima tercera edición incluirá cíborg, definiéndolo como ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos. De todas maneras, cabe destacar que cibernético ya estaba incluido.

Al margen de la RAE, el cíborg puede ser entendido  en una doble dimensión:
- un ser humano con dispositivos tecnológicos integrados en su cuerpo, a fin de mejorar algunas virtudes o sentidos.
- Un ser robótico que va adquiriendo sentimientos o cualidades humanas.

La primera variable está en proceso, gracias a los avances de la medicina y la tecnología. La segunda, de momento, es fruto de la ciencia ficción. Por ello, debemos defender la inclusión de cíbor en la RAE, por representar una realidad tecnológica y social en desarrollo en nuestro tiempo.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo
[Si quieres la camiseta cíborg, puedes contactar
por mail adfonsus(arroba)gmail.com]

27 abr. 2014

Comunidades virtuales y redes de cooperación

Las redes sociales han revolucionado Internet, hasta tal punto que gran parte de los nuevos usuarios que han llegado a la red en los últimos años, lo han hecho casi en exclusiva por ellas. Sin embargo, no todo es Facebook oTwitter. Existen comunidades virtuales específicas que aportan a sus usuarios -comuneros- una serie de beneficios directos. Inicialmente los foros venían cubriendo esta función de cooperación horizontal. Los usuarios más avanzados en un aspecto determinado, compartían su sabiduría en la red con otros menos duchos en esa materia. Y esa persona relevante en un ámbito, también podría beneficiarse en otros. Y todo ello desde casa. Si, por ejemplo, una persona era amante de la lectura, ya no era necesario asistir físicamente a seminarios, pues a través de foros podría contactar con aficionados de todo el mundo, intercambiar impresiones o estar al día en cuanto a novedades y lanzamientos.

Esta faceta de la red ha venido evolucionando y en la actualidad encontramos espacios específicos que permiten ir más allá. Si tomamos como tema los viajes, encontramos foros al uso como www.losviajeros.com, donde los usuarios pueden preguntar o exponer sus experiencias. Sin embargo, espacios más modernos permiten coordinar a una serie de viajeros que vaya a ir a un mismo destino compartiendo gastos. Blablacar es un servicio que pone en contacto a personas que ofrecen un trayecto y a personas que demandan ese trayecto, con el consiguiente beneficio para todas. De igual manera, airbnb o housetrip son comunidades donde es posible conseguir pernoctas en casas de particulares o/y ofrecer la propia casa para alojar a terceros. Igualmente, se puede intercambiar una casa o, incluso, buscar un sofá donde pasar la noche en cualquier ciudad del mundo, lo que se ha dado en denominar couchsurfing

Hace años, para acceder a servicios como los citados anteriormente, se podía recurrir a carteles locales, paneles de anuncios o revistas. Sin embargo, evidentemente, eran medios muchos menos eficaces. Hoy en día, con un ordenador o con un móvil podemos conseguir de manera rápida esta información a través de los portales específicos. Y los más destacable de esto, además de su eficacia, es que es un sistema de conexión horizontal entre iguales. La única jerarquía la marca el ser un usuario más activo en la comunidad.  Por que no es una compañía hotelera o una cadena de taxis las que ofrecen sus servicio, sino que se trata de particulares. De ciudadano a ciudadano. 

En este sentido, la tecnología se humaniza y permite globalizar las redes de cooperación que antes estaban delimitadas por el boca a boca o por una logística lenta y burocratizada. 
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo


20 abr. 2014

¿Hay alternativa a la WWW?

En este espacio hemos hablado en numerosas ocasiones de la censura que algunos países ejercen sobre Internet. Esta censura no solo es practicada por países con regímenes autoritarios, sino que algunas democracias limitan algunos contenidos concretos.  Desde hace algunos meses Turquía,  aspirante a entrar en la Unión Europea, ha venido manteniendo una turbia pugna con Twitter y YouTube, llegando a bloquear el acceso a sus ciudadanos a estos dos populares servicios por haber albergado contenidos que el gobierno turco no quería que fueran difundidos. Ahora,  el ministro de Comunicación, Lütfi Elvan, planea salir del sistema WWW  (World Wide Web), generando su propia alternativa, la TTT.

¿Qué pasaría si finalmente este proyecto se llevará a cabo? ¿Y que pasaría si otros países se unieran a esta tendencia? Nos encontraríamos sin duda ante un retroceso en la expansión de Internet que no se habría conocido en los 25 años de existencia de la WWW.  Supondría la pérdida del valor de la primera W, World. Supondría la extrangulación de un sistema de comunicación global y supondría una pérdida de derechos  para los ciudadanos afectados. Sin duda, la aparición de redes nacionales a costa de sacrificar una red global sería un  retroceso para los ciudadanos que perderían el acceso, pero también para el resto de la comunidad digital.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

13 abr. 2014

El descalabro del estado del bienestar

Cada vez que aparece el informe PISA, el sistema educativo se convierte en objeto de linchamiento mediático. Nadie se fija en otras irregularidades y endemismos presentes en la escuela española, como los conciertos o la religión. A fin de cuentas estos endemismos son la consecuencia del histórico retraso de España respecto a Europa. Llegamos tarde a la industrialización, llegamos tarde a la ilustración, llegamos tarde a la democracia y, evidentemente, en 30 años no se pueden recuperar siglos de lastre. Todos los estratos sociales son culpables, pues hasta el más paupérrimo campesinado luchó contra contra la libertad, rescatando y reponiendo en el trono a un miserable Fernando VII que en un arrebato de ingratitud, aplastó el espíritu constitucional  bajo los cascos de los cien mil hijos de San Luis e inició con años de retraso la construcción del ferrocarril con un ancho de vía diferente al europeo y que, a la postre, nos ha causado infinidad de problemas.

Esa  histórica batalla contra la cultura nos condena y subyuga en los resultados del más que discutible informe PISA. Sin embargo, puestos a indignarnos ante informes, y puesto que incultura y pobreza son dos caras de una misma moneda, también podríamos indignarnos ante los datos expuestos por el libro Qué hacemos contra la pobreza, una obra colectiva que denuncia que el aumento en la pobreza, la exclusión y la desigualdad en España está alcanzando niveles que no se conocían desde hace décadas, incluso varias generaciones.

España, Europa, Occidente, veían la pobreza extrema como algo lejano, algo que nunca afectaría a su territorio. A fin de cuentas, Europa era el sueño dorado de millones de Africanos que se juegan la vida en el estrecho en busca de una vida mejor, igual que Estados Unidos era la referencia para millones de hispanos. Esta asimetría social y humana nos hacía sentirnos superiores, creernos mejores. Sin embargo, el mismo injusto discurso que establecía una brecha insalvable entre los países del sur y los del norte comienza a instaurarse peligrosamente en las sociedades occidentales. Los métodos usados por los que tienen la sartén por el mango son los mismos ahora que antes: crear una deuda en los más débiles que nunca podrán superar, y que los mantendrá eternamente anclados en una diabólica espiral. Una espiral que cada vez necesita más masa para alimentarse, lo que la ha llevado a entrar en occidente por su punto más débil: los países del sur del "paraíso". El concepto de patria que ha llevado al poder a perpetuarse ya no vale: cada vez hay más pobres en el mundo y cada vez son más pobres, mientras que los ricos cada vez son ricos. Tanto la riqueza como la miseria se globalizan y a fin de cuentas, uno no es de donde nace, sino de donde pace. Es poco coherente que un desahuciado español siga culpando a "los que vienen de fuera", pues su desgracia ha sido  iniciada por su propio sistema, por la sociedad que lo enculturizó y lo hizo ciudadano. El subsahariano que vende pañuelos en el semáforo no es culpable de que cada vez haya más gente en la calle, sin casa y sin trabajo. Pero sin embargo está más concienciado con el problema que nosotros, pues comenzó a padecerlo mucho antes, por culpa del apetito insaciable de nuestros compatriotas.

[el diario]
[Qué hacemos]
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

10 abr. 2014

Así domesticamos el mundo: el dinero

16ª colaboración en la sección Así domesticamos el mundo del programa Cosas que pasan de canal Extremadura Radio. Hoy hablamos del dinero.

En el último  programa hablábamos de la capacidad simbólica del ser humano. En consecuencia, hablamos de arte. sin embargo, otro elemento simbólico por excelencia es el dinero. A pesar de su dimensión física y tangible (billetes, monedas, cheques, tarjetas bancarias...) el dinero como idea ha condicionado nuestra evolución y nuestro proceso de hominización. 

En sus primeros momentos el ser humanos busca en el grupo la protección y seguridad que no tendría en solitario, Trabaja por y para el grupo, sabiendo que la supervivencia del grupo es su garantía de supervivencia. Da a la comunidad y recibe de ella. Posteriormente utiliza el trueque,  intercambio de objetos o servicios por otros equivalentes. Como tercer elemento, aparece el dinero, y ahora una moneda, un billete o un pagaré representa un valor aceptado por la comunidad. Inicialmente el concepto parece justo ya que quien más tiempo dedique al grupo, más servicios y bienes podrá tener a cambio, pues tendrá más dinero para adquirirlos. 

Sin embargo la idea original se corrompe a medida que se especializan las labores y a medida la comunidad de intercambio se hace cada vez más grande. El dinero, como valor de cambio, se hace perverso creando desigualdad y miseria por la excesiva usura de los que pueden hacer que el sistema sea efectivo. El dinero deja de ser un patrón válido para la creación de un mundo igualitario y se convierte en un factor de segregación. Sin embargo ¿Quién dijo que todos somos iguales?
http://www.goear.com/listen/7f17c20/asi-domesticamos-mundo-dinero-alfonso-vazquez
alfonsovazquez.com

ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog