30 nov. 2012

Privacidad en la red: escándalo en Deusto

 En el mundo físico, los límites de lo privado están más o menos claros. Una puerta pone frontera entre lo público, la calle, y lo privado, el hogar. En internet los límites no están tan claros y los usuarios no siempre saben dónde están y hasta donde pueden llegar sus documentos. 

 Hace unas horas saltó a los medios una polémica situación ocurrida en la universidad de Deusto, centro educativo perteneciente a la Compañía de Jesús. Una serie de fotografías, con tinte erótico, de varías de sus alumnas, aparecieron en diversos espacios de la red y de aquí, por si alguien no se había enterado, saltaron a las cadenas de televisión nacionales. No está claro si las fotos son reales, pues es posible que se trate de un montaje, pero el tema se ha magnificado y sobre dimensionado, tal vez por culpa de la falta de rigor de los periodistas que convierten un hashtag en noticia. Un noticia que ha crecido como una bola de nieve, implicando a medida que han pasado las horas a instituciones como la propia universidad, el defensor del pueblo vasco o el departamento vasco de interior. 

 No obstante, por si hubiera algo de verdad en esta noticia, podríamos destacar dos puntos importantes. Por un lado la ingenuidad de los usuarios (y aquí podemos recordar el asunto de la concejala de Yebenes) que no dudan en compartir en la red documentos que en un momento dado podrían ser comprometedores. Ingenuidad a veces perdonable, si se tratará de colectivos con poca formación o menos experiencia de vida, pero que resulta sospechosa o, al menos preocupante, cuando se trata de personas que estudian en una prestigiosa universidad. Y por otro lado, cabe destacar el uso de la rumorología de los medios sociales por parte de los medios de comunicación, que utilizan cualquier aspecto polémico encontrado en la red sin contrastar su veracidad antes de hacerlo noticia. Ambos puntos son, cuando menos, motivos de reflexión seria.


alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

23 nov. 2012

Blogosfera, por un mundo mejor



Hace un año, el bloguero Pablo Herreros, realizó una llamada a la ciudadanía desde su espacio web (http://comunicacionsellamaeljuego.com). Pedía a  los internautas que no compraran los productos que patrocinaran, a través de sus anuncios, el programa la Noria de Telecinco ¿Con qué motivo? Por la decisión del programa de entrevistar a la madre del cuco, uno de los implicados en la muerte de la joven sevillana Marta del Castillo, a cambio de 10.000 euros. Herreros no sólo se dirigió a la ciudadanía, sino que instaba a los comerciantes a secundar su propuesta con la siguiente afirmación: "si no se adhirieran a nuestra propuesta (retirar a publicidad de 'La noria') seguiríamos exigiéndoselo en adelante y promoveríamos un boicot de sus productos”. Como respuesta obtuvo un apoyo mayoritario en la red así como de las propias compañías aludidas (Campofrío, Vodafone, Hero Baby, Mercedes, Fontaneda, Puleva o President entre otras, según la web de Herreros)

telecinco se ha aferrado a esta propuesta para presentar una querella por coacciones y amenazas y reclama casi cuatro millones de euros en concepto de las pérdidas originadas por esta campaña, basándose exclusivamente en la idea entrecomillada en el párrafo anterior. El autor del blog  afirma que "asumo mi imputación con toda serenidad, en el pleno convencimiento de que todo lo que hice fue por mejorar el entorno publicitario y, por encima del mundo, por contribuir con mi granito de arena a que mañana tengamos una sociedad mejor”.

Desde este blog nos centramos en destacar el poder de los medios sociales, para bien o para mal. ¿Es posible que una sola persona desde su casa, con ayuda e un ordenador, sea capaz de inclinar la cerviz de un poderoso grupo mediático como mediaset? ¿Es democrático que un ciudadano a pie de calle disponga de los medios para canalizar la comunicación y sobrepasar las barreras verticales del tratamiento de la información? ¿Es más perjudicial que un ciudadano luche contra una causa que considere injusta o que telecinco premie con 10.000 euros a la familia de un delincuente para alimentar su cadena de morbo? Pero yendo más allá ¿Puede haber iniciado Herreros la era del gobierno social?  Para nosotros la respuesta esta clara…

(P.D. nótese que el uso de mayúsculas/minúsculas en este post no ha sido aleatorio)

alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

20 nov. 2012

La tiranía de Gauss. Prejuicios y perjuicios de la normalidad en las ciencias sociales

 A pesar del auge de las ciencias sociales en los dos últimos siglos, no podemos comprender el avance de los estudios humanísticos si no es pasando por las matemáticas. La dicotómica excusa “soy de ciencias / soy de letras” no tiene cabida en el mundo de la investigación. Por muy humanista que sea nuestro dominio, no podemos obviar que las matemáticas son el código que describe el universo. 

Los comportamientos humanos no son caso a parte. Estamos condicionados por la numerología.Gauss descubrió esta tendencia, tan humana como la vida misma. Y es que, hagamos lo que hagamos, estamos condenados a la distribución normal, al peso de la normalidad.

La tiranía de Gauss. Prejuicios y perjuicios de la normalidad en las ciencias sociales.
De Alfonso Vázquez Atochero.Revista Caracteres, Volumen 1 Nº2, Noviembre 2012

versión pdf aquí
versión web aquí
 
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog