26 may. 2019

Veto a Huawei: el principio del cambio

Que un  abanderado de liberalismo económico como es EE.UU. prohíba la venta de un producto por razones tan  prosaicas como inverosímiles excede las lógicas de su propio discurso. Una irremediable tautología que  no responde a las dinámicas del desarrollo de la sociedad digital.  El bloqueo a Huawei por parte de Google  a la hora de usar su sistema operativo, a instancias del gobierno de EEUU, desvelará sin duda una nueva estrategia digital del gigante chino. En esta jugada EEUU no contaba con que quizá no tenía toda la solvencia necesaria para que su farol  resultara exitoso. A fin de cuentas, las empresas chinas contaban con la experiencia necesaria (no olvidemos que  occidente diseña, pero China fabrica). Además,China ha aportado más al imparable 5G que  EEUU.

De esta manera, los cuatro gigantes que controlan la sociedad digital que conocemos en occidentes, Google, Amazon, Facebook, Apple (GAFA) serán algo aún más anecdótico a partir de ahora para los internautas chinos: Amazon y  Facebook, no era tan omnipresentes como lo son en otros países, por contar con alternativas patrias. Google  como buscador tampoco  era demasiado popular -no estaba autorizado-, y Apple, que fabrica sus productos en oriente y tiene allí una importante cuota de mercado, puede ver decaer sus beneficios globales si Pekín  impone un contraataque  proporcional al recibido. Hasta empresas de sectores que anda tienen que ver con las comunicaciones han pedido al presidente americano que modere la tensión con China, por las grandes perdidas que esta batalla puede  acarrearles.

Estrategias geopolíticas del siglo XX, obsoletas,  poniendo puertas a una sociedad cada vez más abierta y global, tal como anticipaba Chomsky. Una nueva "boutade" ante la cual posiblemente Trump tenga que recular por su  inviabilidad como ya le ocurrió con el muro mexicano.

alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

11 may. 2019

La saturación de la tecnología

La mercantilización de la tecnología ha relegado a un segundo plano al propio hecho tecnológico, al avance en sí, dando predominancia al objeto como elemento de consumo y al momento de la compra. Disponemos de manera cotidiana de tecnología punta  y no somos consecuentes ni de su potencia ni del alcance del propio  avance en sí. Baudrillard anticipaba como consumidores y consumidos se  diluían en un maremágnum semiótico en el que el comprador poseía al objeto, pero al mismo tiempo se dejaba poseer, lo que posicionaba a ambos elementos en  el mismo plano, como engranajes sin jerarquía dentro de un complejo proceso social. 

Tal vez Baudrillad divagó entonces sin llegar a vislumbrar lo que los interfaces de conexión digital iban a conseguir en corto espacio de tiempo, ya que en el momento de su muerte, en 2007, los smartphones eran aún raros y caros objetos del deseo consuetudinario.  En 2019 han devenido elementos de consumo masivo, tan trivializados que somos incapaces de valorar sus plena capacidades.

Jürgen Habermas reflexiona acerca de este consumo y de cómo estamos saturados de tecnología: "La vida diaria saturada de tecnologías exige de nosotros los legos, como siempre, un trato trivial con aparatos y sistemas que no entendemos, una confianza habitual en el funcionamiento de técnicas y redes de transmisión que ignoramos."

alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

2 may. 2019

Ponencia: Fakes news y redes sociales como elementos de construcción de la « nueva política ». 

Congreso internacional sobre los procesos democráticos en la Nueva Era: “Democracias emergentes y democracias en recesión» [web] 
Universidad Mohamed I, Nador (Facultad Pluridisciplinar de Nador), 2 y 3 de mayo de 2019.


https://docs.google.com/presentation/d/1WuLNaPuH7QVl7KSOf55zyfKklSTJt-7VlPzawgcOqvI/edit?usp=sharing

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog