30 abr. 2016

¡Usted y yo somos máquinas y vaya si pensamos!


Google dedica su doodle de hoy a Claude Elwood Shannon, en el centenario de su nacimiento (30/4/1916-24/2/2001). Fue un ingeniero electrónico y matemático estadounidense, recordado como el padre de la teoría de la información. Trabajó en el departamento de ingeniería eléctrica en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) colaborando en el desarrollo del computador analógico más avanzado de esa era, el analizador diferencial de Vannevar Bush. Sus trabajos con el  álgebra booleana revolucionaron el mundo de las comunicaciones telemáticas  (telégrafo eléctrico, teléfono, radio,  las cámaras de televisión...). En el ámbito de la biblioteconomía y la documentación, revolucionó el sistema de búsquedas en catálogos de bibliotecas o en bases de datos de centros de documentación. Ante la pregunta de un periodista de si las máquinas podían pensar, replicó: «¡Naturalmente! ¡Usted y yo somos máquinas y vaya si pensamos!».

Hacking Panamá

El hacking ya forma parte de la cartera de titulares de los medios de comunicación.  Según informa el nuevo Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al CNI, el año pasado se produjeron 18.232 ataques en internet, y prevén que a finales de 2016 esta cifra se hay incrementado en un 40%.

Evidentemente, muchos de ellos son poco trascendentes, excepto para quienes los sufren. Pero otros sí que tienen repercusión mediática. El año pasado asistíamos a un ataque a la página de contactos Ashley Madison y los atacantes se hicieron con los datos de casi cuarenta millones de usuarios anónimos que fueron chantajeados en los meses posteriores. Este mes hemos visto como la prensa desvelaba la filtración de 2,3 teras de información de personalidades con sociedades  en Panamá, con el fin de pagar menos impuestos o de blanquear capitales. A diferencia del caso  Ashley Madison, en los papeles de Panamá el ataque podría haberse ejecutado desde el interior de la empresa. Yago Hansen, fundador de la startup Wifense y experto en ciberseguridad, afirma que "descargar una cantidad de información tan grande es un proceso muy lento y tuvo que hacerse poco a poco [...] No se trata de un hackeo de información de un externo, sino que hay empleados descontentos que filtran información hacia el exterior".

Internet tiene sus propias reglas y códigos, y hay que dominarlos y tenerlos presentes. En estas acciones se pueden encontrar las flaquezas y grandezas de la intrahistoria de la red y  su repercusión en el escenario digital global.

[más]
alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

24 abr. 2016

Información y poder. El pleonasmo sociopolítico

La información es poder y el poder necesita información para perpetuarse. Tradicionalmente ha sido así y ambos han ido de la mano conformando un pleonasmo sociopolítico de primer orden. Tan importante, que cualquier debate al efecto era cuando menos improductivo, cuando no ilícito y perseguido.

La sociedad digital parece haber atacado este presupuesto hasta ahora tan inefable como incontestable y la información no es exclusividad de los gobiernos. Sin embargo,  esto no quiere decir que sea la solución a milenios de monopolio. De todos es sabido que la red actúa como un gran hermano capaz de almacenar nuestra identidad, nuestros pasos, nuestros gustos y nuestros intereses. Pero lejos de ser un instrumento abierto, su control recae en unas pocas personas. Mark Zuckerberg, a través de sus principiares herramientas (Facebook, Instragram, Whatsapp), se ha erigido en los últimos 10 años como un magnate de la información personal almacenando y disponiendo de la vida digital del 85% de los internautas, según la firma Global Web Index (GWI). Aunque de manera colateral el flujo de datos repercuta y mejore la experiencia en red del usuario final, ésto no es más que un espejismo o migajas de la verdadera dimensión del fenómeno.

Sin embargo, y aunque a priori podría considerarse que una  perversa conexión seguía manteniendo vinculados a los gobiernos (especialmente a la Casa Blanca) con los grandes albaceas de las identidades digitales, en las últimas semanas hemos visto un enfrentamiento entre el FBI y Apple por el acceso a la información almacenada en el Iphone de Syed Farook, autor de la matanza de San Bernardino. El fabricante se negó a crear una puerta de acceso secreta en sus dispositivos como le habría pedido el FBI, quien a su vez consiguió por sus propios medios el acceso a la información contenida en el terminal. 

El debate entre seguridad e privacidad no es nuevo, y ha sido tratado en este espacio en diferentes ocasiones. Es difícil delimitar cuál es el punto en que esta privacidad puede ser desbordada, pues el concepto de delito varía de un país a otro y de una época a otra: "Apple cree profundamente que en Estados Unidos, así como en el resto del mundo, la gente se merece la protección de sus datos, seguridad y privacidad. Sacrificar uno para el otro sólo pone a las personas y los países en mayor riesgo", 
alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

20 abr. 2016

La monja mediática

Cuando los reality invadieron la televisión destaparon la caja de pandora, pues los productores de contenidos encontraron un nicho de historias sin fondo y los telespectadores ávidos de rozar la gloria efímera rompieron los límites del pundonor.

Escudados en esta guerra sin tregua, Cuatro ha iniciado una emisión que monitorizará la vida de cinco jóvenes que aspiran a ser monjas. Se supone que este reality será el opuesto al burdel que emite Tele Cinco desde hace casi veinte temporadas. Sin embargo,  Gran Hermano sí está en su escenario natural, en una cadena que ofrece circo. Pero ¿cómo se puede encajar que se haga espectáculo televisivo desde un convento de clausura? Una tautología que se puede explicar desde la industria del entretenimiento pero no desde la iglesia.
 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

16 abr. 2016

Sentencias digitales

En otras ocasiones hemos hablado de las complicaciones que se presentan a la hora de ejecutar sentencias judiciales por actos cometidos en Internet. Sin embargo, cuando la acción se produce dentro unos límites territoriales precisos y cuando todas las partes  afectadas se encuentren en bajo una misma  jurisdicción, los litigios convencionales son más sencillos. Es lo que ha pasado con dos socios valencianos llevaron su contienda a WhatsApp.

Uno de ellos publicó en su estado "no te fíes de X X" y lo mantuvo varios meses. X X denunció el caso, y tras el juicio, el acusado deberá satisfacer con 2000 euros al demandante por haber escrito en espacio público una "mera descalificación, que afectó negativamente a la reputación del afectado, la cual es especialmente importante en el espacio de su profesión médica y en el ámbito de la industria de servicios de sanidad". Igualmente, la sentencia exige que el acusado repare su falta actualizando su estado de WhastApp y que mantenga durante dos meses el texto "Mediante sentencia de fecha 30-12-2015 J.M. fue condenado por intromisión ilegítima en el honor de X X"
alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

13 abr. 2016

¿Hay vida después de Internet?





Internet es un agente de cohesión social que ha crecido de una manera imparable en los últimos 25 años. Cuando Tim Berners-Lee regaló la www al mundo sabía que estaba haciendo algo grande, pero ¿era consciente de su tremenda magnitud? Sin duda ha supuesto una gran revolución para la sociedad, muy rápida y con una extensión planetaria. Las relaciones sociales han tomado una dimensión transnacional, haciendo posible la aldea global de McLuhan. Todos los tejidos organizativos sociales han  colonizado la red de manera inmediata. Sin embargo ¿Qué pasaría si la red se colapsara o desapareciera? ¿Seríamos capaces de volver a establecer estructuras de comunicación analógicas o supondría un caos para la humanidad?

El filósofo Dan Dennett, profesor en la universidad de Tuft, (http://www.ted.com/speakers/dan_dennett) ha llegado a afirmar que “Internet se vendrá abajo y cuando lo haga viviremos oleadas de pánico mundial. Nuestra única posibilidad es sobrevivir a las primeras 48 horas. Para eso hemos de construir —si se me permite la analogía— un bote salvavidas”. Estos botes salvavidas serían los antiguos tejidos sociales, los que fueron sustituidos por la llegada de los canales de comunicación digital. Denner, a pesar de valorar los cambios positivos que ha traído la red, es crítico con ella por la dependencia que ha generado “Algunas tecnologías nos han hecho dependientes e Internet es el máximo ejemplo de ello: todo depende de la red. ¿Qué pasaría si se viniera abajo?" Ante tal situación, el filosofo considera que deberíamos estar prevenidos y contar con una red humana alternativa.
“Internet se vendrá abajo y viviremos oleadas de pánico”

alfonsovazquez.com
ciberantropólogo



10 abr. 2016

¿dónde quedó la primavera árabe?


Ya han pasado cinco años desde que las revoluciones sociales coparon los medios de comunicación de todo el mundo. Estas acciones que comenzaron a vivirse en los países árabes desde comienzos de 2011 estuvieron fuertemente apoyadas en las redes sociales digitales. Twitter, Facebook  o YouTube sirvieron no sólo para coordinar la acción ciudadana, sino  también  para mostrar al resto del mundo las imágenes que gobiernos y grupos de control querían evitar, lo que supone un nuevo nivel del ciudadano base, que ya no es mero receptor de lo que los medios de comunicación le ofrecen, sino que tiene la posibilidad de generar información, tomando importancia el concepto de prosumidor (Productor-Consumidor). 

La publicación Foreing Policy reflexionaba entonces sobre el alcance de las nuevas tecnologías en el cambio social a partir de las situaciones en estos países. Llegaba a hablar de la Primera Revolucion Wikileaks  al referirse movimiento social de protesta de Túnez en enero de 2011, que acabó con la destitución y destierro del equipo de gobierno, debido al papel catalizador que jugó esta controvertida página web al actuar como mecha del polvorín en que se estaban convirtiendo estos países.

Estos hechos nos hicieron percibir las herramientas de digitalización social como motor de cambio  en las  transformaciones culturales, incluidos los procesos electorales y los cambios de poder político. Un lustro después, aún dudando de si los resultados fueron los buscados, no podemos negar que en cierta medida los espacios de difusión digital se han convertido en una nueva forma de ver el mundo.

alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

6 abr. 2016

Escenarios digitales para ambiciones convencionales

El marketing digital permite crear proyectos de considerable magnitud con una inversión reducida. La red elimina las fronteras convencionales y establece otras nuevas. Dominar la sintaxis de este nuevo escenario permite trasladar nuestro mensaje con costos reducidos y dimensionarlo de tal manera que no habríamos podido conseguir en el espacio convencional sin unos fuertes presupuestos. Y ante la ausencia de estos, la presencia en las redes sociales es una alternativa cada día más eficaz. El éxito de la denominada nueva política se basa, en parte, en adaptarse con naturalidad a estos medios. El escenario digital es el elemento que permite configurar la lucha titánica entre David Y Goliat. Podemos establecer cinco pilares en los que se apoyan estos movimientos emergentes y que le permiten  hablar de tú a tú a los agentes consolidados mediante perspectiva histórica y marketing tradicional.

1) Presencia mediática (aunque sea personalista, con dos-tres actores principales)
2) Presencia corporativa activa en entornos digitales (Twiter, Facefook)
3) Importancia del mundo App (Incoma, Loomio, Appgree, Agora voting o Kuorum)
4) Búsqueda de implicación y compromiso con el electorado (campañas de microcreditos -crowdfunding-)
5) Ofrecer imagen de proximidad

De igual manera, es sencillo lanzar campañas de descrédito y viralizarlas en cuestión de horas. Internet amplifica el mensaje y es el espacio idóneo para que los rumores se hagan masivos y para que los sectores especulativos y propensos a crear el efecto burbuja prosperen. 
alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

2 abr. 2016

Necesidades básicas e hiperconectividad

Una de las dimensiones más revolucionarias  de la sociedad de la información es la transformación de las comunicaciones. La hiperconexión ha permitido que estemos donde estemos tengamos abierta una ventana de comunicación a tiempo real con el resto del mundo. Esto se ha conseguido trivializando la tecnología más puntera y poniéndola a disposición de cualquier persona con unos requisitos materiales relativamente asequibles. 

Sin embargo, el desarrollo y la búsqueda de innovaciones puede exigirnos, aunque parezca una paradoja, renunciar a estos avances para simular escenarios que aún o dominamos. Es el caso de la investigación aeroespacial que se lleva a cabo para preparar el lanzamiento de expediciones tripuladas a marte. Para ello, se trabaja en la Tierra en las mismas condiciones que se prevé que encontraremos en el planeta rojo, y dentro de este proyecto, seis astronautas se encuentran acampados en la ladera del volcán hawaiano Mauna Kea. Allí, durante un año, vivirán simulando que se encuentran fuera de nuestro planeta. Y, dentro de esta simulación, una prueba complicada es superar la incomunicación.Ante cualquier eventualidad, la conexión acumula una demora de viente minutps en cada sentido.  Cuarenta minutos de asicronía  que generan una sensación de independencia con la Tierra proporcional a la interdependencia entre los miembros del proyecto. Este aislamiento es un factor que se enfrenta a la hiperconexión que fomenta Internet en el resto del planeta. Otros ejemplos de desconexión con la tecnología, es la asistencia médica. Aunque hay una médico en el equipo, la práctica de la medicina espacial se parecerá más a la del siglo XIX que a la que nos ofrecen las interpretaciones hollywoodenses del fenómeno, debido a la carencia de instalaciones médicos.

La tecnología más avanzada del mundo impondrá que unos seres humanos tengan que renunciar a los avances más triviales que nos facilitan nuestro día a día y aprender a convivir consigo mismos y con sus compañeros. Y de estas relaciones humanas, en el sentido original de la palabra, con ausencia absoluta de redes sociales, depende el éxito de su misión, y de sus vidas.
 
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog