13 jun. 2020

Datos, datos, datos... el cotilleo mueve el mundo.

No es la primera vez que hemos hablado de la frágil frontera que se establece en internet entre las esferas privadas y públicas. Sin necesidad de complejos logaritmos que sean capaces de extraer información íntima o de establecer complejos análisis y perfiles psicológicos el usuario cede montañas de datos que, convenientemente tratados, ofrecen una información muy valiosa a quien sepa analizarla. Por eso, por más leyes o mecanismos de control que los gobiernos impongan, la tecnología de la comunicación digital desbordará cualquier intento determinista, la red es el salvaje oeste del siglo XXI donde la datacracia, el poder por la obtención, uso y manipulación de datos   establece reglas planetarias ante  las que usuarios y legisladores  poco tienen que hacer: los usuarios quieren hablar y los magnates de la información están dispuestos a escuchar: una escucha activa para conocernos mejor y vendernos más. ¿Ilegal? en absoluto ¿ético? depende de para qué.

El ser humano necesita hablar, es por propia esencia fabricante de relatos. Diversas teorías del aprendizaje destacan esta dimensión como motor de adquisición de conocimiento.  Y una segunda característica que caracteriza a los animales gregarios es la necesidad de comunidad, pues el grupo da un alcacce extraordinario y hace que la agrupación sea más poderosa que la suma de todos sus miembros. Comunicar y comunidad hacen que, en humanos, el cotilleo adquiera un rol especial,  donde lo insustancial se reviste de un poder adhesivo.  Estamos dispuestos a contar cualquier intimidad porque siempre hay quien está dispuesto a escuchar cualquier banalidad. Pero al mismo tiempo nos llevamos las manos a al cabeza por la protección  datos e inventamos maquiavélicas estratagemas con las  que  nos sentimos espiados: no hace falta, somos transparentes. Nos gusta crear y consumir historias. Y nos conformamos con aquello de que la "redes sociales dan voz a miles de idiotas" que decía Eco: hasta la prensa "seria" se hace eco de estos caos con el fin de conseguir un tutiular que capte la atención.
alfonsovazquez.com
  ciberantropólogo

No conozco el origen de las fotos, una esta sacada de aquí y la otras de aquí.

27 may. 2020

La relación actual y futura entre el ser humano y las tecnologías digitales

(Con Elena Muñoz Marrón y Alfonso Vázquez Atochero)
Mi intervención: “la relación actual y futura entre el ser humano y las  tecnologías digitales"

La tecnologías digitales ofrecen  una  innumerable serie de recursos de ocio. Tanto los recursos como el medio en sí pueden potencialmente ser adictivos, por lo que las sociedades deben dotarse mecanismos de control para ayudar a aquellas personas que no  mantengan una relación sana con estos nuevos escenarios.

Sin embargo,  somos seres tecnológicos y el uso y elaboración de herramientas nos identifica como especie. Cuando una tecnología está consolidada la vemos como habitual, pero sin duda generó controversias en su momento. Cuando se inventó la imprenta los copistas se sentirían agraviados; y cuando aparecieron los medios de locomoción sin tracción animal, supondrían un shock igual en los sectores afectados. Pero hoy día nadie duda del beneficio que supuso para la sociedad. El rechazo y aceptación de una tecnología está condicionado por una dimensión espacial y temporal.

[Ciencia y nuevas propuestas de ocio ligadas al juego: tecnofilias ]
[programa completo]




alfonsovazquez.com
  ciberantropólogo

22 may. 2020

La ética del Community manager

El community manager se ocupa de la imagen  de su empresa y de su reputación en entornos digitales. Su función principal no es la venta, es trabajar la presencia y la imagen, aunque un cosa pueda llevar a la otra.  Un compromiso ético en la figura de este profesional es imprescindible, y hay ciertas prácticas y ciertos límites que no deberíamos  traspasar.

Sin embargo, en los últimos tiempos estamos acostumbrados a escuchar noticias de fake news, manipulaciones, y acciones de manipulación de masas. Detrás de  estas acciones hay equipos de personas, entre los que hay informáticos, indudablemente, pero también hay mucha ingeniería social y psico hacking. No sólo es necesario saber cómo funciona la máquina, es más necesario saber cómo funciona la persona, pues aquélla es un medio más para llegar a ésta.  

Así que, como el negocio del control y manipulación de masas es un pastel muy apetitoso y rentable, existen especialistas que se ocupan de  desarrollar y fomentar este marketing que podríamos  considerar poco ético desde el punto de vista humanista, pero no menos interesante que el marketing blanco. A fin de cuentas, ambos venden un producto o servicio a un nicho de mercado potencialmente rentable.

alfonsovazquez.com
  ciberantropólogo

14 may. 2020

Cómo volver al colegio

LA consejera de Educación de la Junta de Extremadura Esther Gutiérrez vuelve a convocar a sus docentes de Infantil, Primaria y Secundaria para que vuelva a sus aulas ¿Para qué? ¿Qué sentido tiene? ¿Qué va a ganar? Pedro Sánchez Pérez-Castejón se desinfla en el Congreso negociando prórrogas para el confinamiento y ponemos medidas que condenan a sectores tan importantes para el país como el turismo (decirle a un turista que va a venir una semana en España que debe pasar 15 días en la habitación del hotel es, directamente, negarle que venga). 
[leer la continuación en Hoy.es]
alfonsovazquez.com
  ciberantropólogo

9 may. 2020

Del COVID-19 al caos 2.0: el virus es el mensaje.

La sociedad de principios de siglo XXI se ve inmersa en una vorágine de transformaciones auspiciadas por el desarrollo tecnológico que, de forma exponencial, aporta soluciones y dispositivos al mercado consumo, cada vez más globalizado y trivializado. Este consumo evanescente de bienes y servicios, de experiencias y sensaciones, nos hace ver el mundo como algo pequeño, la tecnología como algo vacuo y las culturas como algo arcaico y prescindible. Pero los gadgets que han entrado en nuestras vidas -transformándolas por completo- en las últimas décadas no dejan de pertenecer a un entramado tremendamente complejo, culmen de una serie procesos tecnológicos, productivos, financieros, políticos, sociales y culturales, tremendamente imbricados e interrelacionados.

alfonsovazquez.com
  ciberantropólogo

Enlace en Dialnet:
Autores: Grupo de Investigación Corona Social (coord.)
Editores: AnthropiQa
Año de publicación: 2020
Colecciones: Serie Universia 2.0, 8
País: España
Idioma: español
ISBN: 978-1-71696-168-7
https://drive.google.com/file/d/1PzrW0GG6I6EUeEHaPEXMGHUhDnjDfY4l/view?usp=sharing

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog