11 jul. 2009

Metallica - Optimus Festival 09 - Lisboa

- WE WANT MORE, WE WANT MORE....!!!!
- Do you want more? I believe in you. Look in my eyes. Only one more, searching...seek & destroy

Con estas palabras terminaba el concierto de Metallica en Lisboa. Hetfield, tan breve como conciso con sólo abrir la boca capta con una elegancia pasmosa la atención de 50.000 personas, que lo escuchan extasiados. Ayer fue en Lisboa. Hoy y mañana en Madrid (donde no quedan entradas para ninguno de los dos días), y pasado en Barcelona. Amigo Dialéctico ¿algún político en la península ibérica es capaz de captar la atención de sus seguidores de esta manera? Seguro que no.

Esta es la manera de vivir de la música, tocar y emocionar. Quizá ramoncín debería darse cuenta de que este es el modelo de negocio, que la música se salva haciendo música, y no lloriqueando en los despachos. Y sí Amaral o el Canto del Loco no pueden congregar a tanta gente en sus conciertos, pues deberían pensar en bajar su caché o en no tocar, pero darse cuenta de que vivir de conciertos subvencionados y de cánones de usura, no son el medio de llegar a la gloria.
Voy a estar missing un mes, por lo que hasta mediados de agosto no renovaré este post (voy a hacer el camino de Santiago en bici desde Mérida y después la Selva Negra). Os dejo un video del concierto, lo mejorcito que he visto en años (junto con Iron Maiden el verano pasado)

5 jul. 2009

La egolatria en el ciberspacio

Nos gusta sentirnos el ombligo del mundo, qué le vamos a hacer. A veces me gusta realizar búsquedas con mi apellido en Google. Así encontré unos de mis libro en Japón, y otro en la biblioteca de la Universidad de Chicago. En Facebook o en Tuenti me gusta encontrar "parientes" desconocidos, y charlar con ellos. El instituto nacional de estadistica nos obsequia con una página en la que descubrir por dónde se expanden nuestros apellidos, y ver su exclusividad o su predominancia (nunca ver si es demasiado raro o demasiado común).
Hace uno rato, charlando con mi amigo Ledo por Messenger, me decia que había encontrado una cadena de pizzerias con su apellido: LedoPizza. Tal vez parientes lejanos, o el tío rico en América. El caso es que la red, que nos da anonimato, que nos da impunidad, que nos da una doble identidad, nos permite sentirnos importantes por momentos.

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog