29 mar. 2015

FB: el paraíso de las identidades fantasmas

La identidad digital es una dimensión cada vez más influyente en nuestra sociedad. Los internautas, en mayor o menor medida son conscientes del alcance de la imagen que proyectan en la red. Esta imagen,  monopolizada por los perfiles de Facebook, Twitter o Google+ se convierte en el pasaporte a numerosos servicios de la red, dando acceso a múltiples aplicaciones o abriendo las puertas a las páginas de opiniones de innumerables medios de comunicación. Los portales de intercambio de servicios, como Airbnb o Blablacar utilizan la actividad en las redes sociales para verificar la confiabilidad en un usuario. En definitiva, ponemos nuestra vida a disposición de la comunidad con nuestra participación cotidiana, y esta participación  genera y proyecta nuestra imagen para con el resto de usuarios.

Sin embargo, frente a un uso transparente de los medios sociales, lo que genera una extensión de la identidad personal en el entorno digital, podemos identificar igualmente casos en los que las identidades digitales  ocultan la real. En las últimas semanas hemos analizado el uso de identidades digitales opacas y ficticias para buscar fines injuriosos. Los analizamos en los posts La jungla de Internet (19 de feb. de 2015), 
y Redes de odio  (1 de feb. de 2015). También hemos visto como a veces se crea una identidad de una persona no real, con un fin incierto, la mayoría de las veces con una meta publicitaria, como describimos  En busca de la gloria digital (22 de mar. de 2015). En este último, reflexionábamos sobre las inverosímiles propuestas de dos chicas que movilizaron a una gran cantidad de candidatos. 

Sin embargo, otras veces, la identidad digital crea un personaje que no busca darse un baño de multitudes,  sino que se desplaza en la intimidad de la comunicación mediada por ordenador, como ocurrió con la argentina Sofía Velzi. Aparentemente, esta chica de 18 años residente en Salvador de Jujuy conoció a Luciano Benítez, compatriota residente en  Colón. Entre ambos se estableció una estrecha relación y él intentó quedar en numerosas ocasiones con ella. Ocasiones que fue rechazando hasta que finalmente se comprometió a viajar hasta la ciudad de su pretendiente. Si embargo, los casi 1.000 km se hicieron eternos y Sofía no llegó a su destino. Comunicó a Luciano que había padecido vómitos y que estaba ingresada en un hospital. Él fue a buscarla, pero no la encontró Se movilizó en la redes y creo en Facebook la página Buscamos a Sofía Velzi. Voluntarios del pueblo del joven también participaron activamente en la búsqueda, si resultados. La policía también investigó el caso y llegó a la conclusión de que la joven no existía y que la ficticia historia había sido articulada por una conocida del chico.        
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

25 mar. 2015

El engaño de la democracia




  • Esta semana los medios de comunicación han tenido circo político para alimentar sus parrillas. Las elecciones de Andalucía han iniciado el calendario electoral en un año que arrancaba con polémicos comicios de Grecia y que en España hará  que hayas citas con las urnas en al menos cuatro ocasiones (andaluzas, catalanas, autonómicas, municipales y, posiblemente, nacionales). Los grupos mediáticos se retratan y venden la piel del oso al mejor postor. Lo lobbies también dejan su opinión en el aire y así la atmósfera social se enrarece   


  • Sin embargo, los números siguen sin cuadrar, y las reglas parecen establecidas para que no haya invitados sorpresa para tomar su parte de pastel ¿Es justa esta situación? Pues resulta que la justicia  es relativa y que hay todo un sistema de variables que nos permitiría cuantificar la proporción de objetividad-subjetividad presente en el fenómeno. Si miramos en el espejo que nos ofrece la historia, podemos llegar hasta finales del siglo XVIII, donde la Revolución Francesa hizo que se rompiera el voto por estamento dominante en el Antiguo Régimen. El 3er estado, con el 95% de la población, contaba un tercio de la representación, mientras que una minoría compuesta por el clero -primer estado- y la nobleza -segundo estado-  computaban dos tercios. Ante tal realidad, pocos visos de cambio podrían dar optimismo a una población oprimida y explotada. La situación, cada vez más insostenible, dio lugar a una revolución, violenta y sangrienta, como suelen ser las revoluciones, lo que permitió la aparición de una nueva vía de desarrollo social y político que desde nuestra perspectiva histórica fue beneficiosa,  pues supuso la aparición del estado moderno.

    Ahora vemos como normal que no exista el voto por estamento, como ocurría hace 300 años. Nos parece injusto lo que hace siglos fue la norma o, al menos, habitual. Sin embargo aceptamos un sistema de votación asimétrico donde el partido ganador paga 30.000  votos por escaño y donde los partidos minoritarios no obtienen representación con 70.000. Algo falta este sistema para que realmente sea democrático. Tal vez dentro de unos años vean tan injusto nuestro sistema electoral como el que existía antes de la revolución de 1789. Cuestión de perspectivas.
    alfonsovazquez.com
    ciberantropólogo

    22 mar. 2015

    En busca de la gloria digital

    Facebok se ha convertido en un elemento imprescindible en los último años. No hace tanto que está en nosotros. Nació en el campus de Hardvard como un espacio en el que los estudiantes  podrían compartir mensajes y fotos. De ahí se expandió a otros campus norteamericanos y después se abrió a cualquier internauta con una cuenta de correo electrónico. El resto es historia, aunque merece la pena recordar que esa historia se sobredimensiona en 2007, cuando una serie de usuarios, de manera altruista, ayuda a realizar las traducciones a numerosos idiomas, punto de inflexión para entender el alcance que tiene hoy en día, con más de mil millones de usuarios registrados. 

    Así se establece un binomio de difícil equilibrio entre lo privado y lo público, entre lo oculto y los desvelado. Los contenidos que coloquemos en esta red, o en cualquier otro espacio digital, formarán parte del dominio público desde el mismo momento en que haya salido de nuestro ordenador. Sin embargo, es complicado saber a priori cuál es la fórmula para hallar el "éxito" en el ciberespacio. Entre un océano de datos, la gota de agua que pueda ser un perfil o una página de un proyecto, empresa o entidad, tienen innumerables más opciones de pasar de desapercibidos que de convertirse en un fenómeno viral. Y este quizá sea el reto de los community managers, profesión surgida en la órbita de las redes que busca popularizar y cuidar la imagen de empresas o personalidades en el escenario digital.

    Sin embargo, esta semana nos ha llamado la atención la aparición de dos noticias que se han convertido en fenómeno viral de manera inexplicable, pues por su contenido no deberían haber trascendido más allá del entorno próximo de sus creadores pero que sin embargo han disparado su popularidad y alcance ¿Qué es lo que hace que una publicación en un muro de un usuario de repente cope la red?¿Es una acción fortuita o es la punta del iceberg de una campaña publicitaria? Y lo más llamativo de todo, no sólo es que las noticias se propaguen a gran velocidad por la netsfera, sino que ocupen las portadas de los medios tradicionales.

    El primer caso es el de una joven rusa de 29 años, Elena Komleva, que  publicó en su muro que buscaba a alguien que la dejará embarazada, y que sería su madre la encargada de seleccionar al semental más adecuado para la tarea. “Si eres joven, fuerte y saludable, escríbeme un mensaje. Mi madre será la encargada de seleccionar a los candidatos y anunciará al ganador. Ella sabe lo que necesito”. “Estuve enamorada otra vez, pero también estaba descontenta. Espero encontrar a un marido, pero también estaría bien si sólo encuentro un padre biológico. Al menos, eso hará que mi madre deje de pensar en mí”. Parece que miles de incautos postularon al puesto, que parece ser que nunca será ocupado. No sabemos si la señorita Komleva será la que aparece en la foto ni si su madre habrá tenido mucho trabajo, pero lo cierto es que su perfil de FB, en la que aparece como personaje público, ha experimentado un gran número de visitas en los últimos días.

    El segundo caso es el de una sueca de 19 años, emancipada ella y lejos del yugo materno, que busca compañero de piso. Eso sí, no le vale cualquiera: tiene que ser “guapo como un demonio” y “no debe dejar la tapa del váter levantada”. Alicia Hansson, de paso por España, aparentemente tomará su decisión cuando regrese a su Gotemburgo natal.

    En ambos casos podemos establecer fácilmente una línea común: usar la imagen de una joven para obtener visitas, likes y ruido mediático ¿El objetivo? Pues tendremos que esperar unos días para ver de qué madeja partieron estos hilos. En cualquier caso, podemos afirmar que hay miles de internautas incautos que creen cualquier estupidez. Sin duda, abono para spammer y otros males de la red.

    alfonsovazquez.com
    ciberantropólogo

    16 mar. 2015

    Los contenidos inapropiados de Facebook

    Facebook es una empresa con una política de restricción de contenidos bastante peculiar. En enero de este años anunciaron que en breve comenzarían a instalarse filtros destinados a bloquear mensajes ofensivos. Hasta aquí, todo dentro de la normalidad: no deja de ser una empresa que ofrece un servicio gratuito, con lo que pueden establecer las normas que consideren oportunas y por otra parte es normal que al proyectar un información accesible libremente, si alguien se siente ofendido, esta persona o entidad debería tener derecho a exigir que un contenido que le afecte sea retirado. Sin embargo ¿Qué ocurre cuando el algoritmo de búsqueda falla y se cuela algún mensaje inapropiado? Pues que el usuario tiene la opción de hacer un reporte para que una imagen, página o mensaje sea revisado por los empleados de Facebook. Las normas comunitarias de   Facebook están recogidas en las página https://www.facebook.com/communitystandards/. Entre otras, están prohibidas las amenazas a personas, el acoso o el lengua que incita al odio. Pero ¿Cuál es el límite?

    Como prueba para ver hasta donde está dispuesto Facebook, hicimos un reporte de un contenido que usa un lenguaje ofensivo que hacía apología a la violencia, El mensaje reportado era redactado por un usuario que se hace llamar Felix Daniel Ruiz Barrio, quien en un grupo público, con casi 5.000 seguidores y contenidos en abierto (visibles por todos lo usuarios) hablaba del líder de Podemos en los siguientes términos: "le podían embutir el recto con C4"


    El mensaje recibido por parte de la red social, sin embargo, afirma que no se  encontraron motivos para suprimirlo:
    El equipo de ayuda de Facebook
    Gracias por dedicar tiempo a reportar algo que crees que puede infringir nuestras normas comunitarias. Las denuncias como la tuya constituyen una gran ayuda para hacer de Facebook un entorno seguro y acogedor. Revisamos el comentario que reportaste por contener lenguaje o símbolos que incitan al odio y no nos parece que infrinja nuestras Normas comunitarias.

    La voluble política de restricción de contenidos de Facebook no dudará en eliminar las fotos de una usuaria que ponga fotos de ella misma haciendo topless en la playa, pero aloja y ratifica el uso de mensaje violentos y amenazas de muerte. En primera instancia, sería aceptable que la red social no revisara todos los mensajes publicados, dado el ingente volumen de datos manejados, pero ¿ante un reporte de este tipo, podría se acusado Facebook de apología del asesinato?

    alfonsovazquez.com
    ciberantropólogo

    Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

    Archivo del blog