27 feb. 2010

jueces anti-Google (Italia 1-Libertad 0)

Un tribunal en Turín ha condenado a tres directivos de Google a causa de un video que fue colgado en Youtube, y en el que cuatro individuos en un centro educativo se burlaban y agredían a un compañero autista. En el video, el resto de la clase permanecía impasible.
Youtube retiró el video y la acusación particular se dio por satisfecha, pero no así las autoridades italianas, que continuaron con la demanda. En un país donde los escándalos de sus dirigentes están a al orden del día, un ataque así contra Google sólo viene a confirmar la presión que los gobiernos pretenden ejercer sobre un medio de comunicación capaz de movilizar la acción ciudadana. Google avisa que "ellos ni colgaron, ni filmaron, ni revisaron el vídeo".
Está acción solo está destinada a matar al mensajero, pues el autor del video, que fue detenido gracias a la colaboración de Google, sólo ha sido condenado a diez meses de trabajos a la comunidad. Entonces ¿qué pretenden condenar estos jueces? ¿el hecho de la vejación o demostrar que tienen poder para salirse con la suya?
Si en vez de video hubieran hecho fotos y las hubieran pegado en una farola ¿sería culpa del ayuntamiento propietario y del fabricante del mobiliario urbano? Si un energúmeno coge un cuchillo de cocina y mata a otra persona ¿sería culpable el fabricante del cuchillo o el que acuchilla?
Siguiendo esta lógica demoledora, condenar a Google por esto, abriría las puertas para condenar a los fabricantes de armas por todos los asesinatos y guerras habidos y por haber sobre el planeta.
Todos somos sospechosos para los poderosos.
ciberantropólogo

24 feb. 2010

El síndrome de lo inmediato

En política se habla frecuentemente del cortoplacismo como el pensamiento que lleva a los políticos a actuaciones muy rápidas, improvisadas si se quiere, que presenten beneficios muy rápidos, aunque sean efímeros e inconsistentes, frente a largas reformas que arrojen resultados a medio o corto plazo por muy beneficiosos que sean para la sociedad (la legislatura dura cuatro años y la memoria colectiva es muy corta, sólo cuenta lo que hemos visto en el último mes). La sociedad en general actúa de esta manera. Nos hemos acostumbrado al todo vale y al de hoy para ayer.
El cibermundo, paradigma de apertura, libertad e inmediatez, no podía ser de otra manera. El síndrome de lo inmediato afecta al cibernauta hasta tal punto que ya no se teclea una dirección url en la barra de direcciones (que algunos no saben que existe) si no que se busca directamente google. Estos gestos son curiosos en cuanto nos muestran tendencias generalizadas y en cuanto nos permiten extraer, si no respuestas, si muchas preguntas: ¿nos estamos acomodando demasiado? ¿estamos creando una dependencia hacia lo sencillo? ¿Limita y frena el conocimiento esta actitud o lo favorece?
antropología aplicada

19 feb. 2010

Magnates de contenidos

La red está tendiendo a posicionar unas pocas empresas muy poderosas que controlan el ciberespacio. Por un lado tenemos a la omnipotencia absoluta: Google. Muy de lejos la página de referencia cuando se habla de Internet en general, y mucho más si se habla de motores de búsqueda. Si hace unos años cada internauta tenía sus preferencias y elegía entre la diversidad de portales de servicios y acceso que existían (entre otros: lycos, excite, yahoo, altavista y los hispanos ozu o terra), en nuestros días gran parte de estos proveedores de servicios han desaparecido o han quedado relegados a un segundo plano. Tal es la posición dominante que disfruta Google que en los últimos tiempos viene manteniendo un tira y afloja con el mismísimo gobierno chino (y unos de cada cuatro humanos es chino). Y es que Google pretende digitalizar toda la humanidad: Books, Maps, Earth, YouTube, Gmail, Blogspot...

Otro de los grandes magnates de contenidos es Apple. Si inicialmente era la alternativa exquisita a Windows, ha venido generado un modo de vida, casi una religión en la que los fieles de la manzana aceptan todo lo que su dios, Steve Jobs, les dicta. Copiados a diestro y siniestro, sin duda fueron los primeros en meter glamour en el mundo de la informática, con estudiados diseños y agradables y llamativos colores, cuando el mundo del pc era gris o negro. Ipod e iphone copan sus mercados, y sus usuarios claman con orgullo su posesión. Claro, una vez en racha no podían dejar escapar la oportunidad (la oportunidad es un tren que pasa una vez -normalmente- y nunca se pierde: o lo coges tú o lo cogerá otro). Itunes es la prolongación digital de la cacharrería de Apple. Y si Google ofrece sus contenidos gratuitamente, en la tienda de la manzana no te llevas nada sin pasar por caja: música, textos o aplicaciones suelen tener un precio bastante jugoso para sus creadores.

Y el tercer gran monopolio muy casero, con puertas y ventanas. Microsoft, una compañía que se posicionó como líder indiscutible de los sistemas operativos con dos premisas muy claras: por un lado no copó el mercado, y los usuarios de sistemas pc podían elegir entre Windows y otros s.o., como Linux. Por otra parte su facilidad para ser copiados sin la compra del original. Como consecuencia, Windows se convirtió en puerta de entrada a la informática para una población emergente y muy numerosa. Hoy día, empresas e instituciones se ven casi obligadas a mantener licencias Windows, el sistema más extendido y globalizado, ya que es el que manejan la mayor parte de sus trabajadores. Aprovechando esta predominancia, Microsoft intenta, quizá con menos tino que la competencia, exclusivizar servicios como el correo electrónico, redes sociales (Mucho menos versátil que Facebook) o buscadores (Bing nunca reemplazará a Google)
ciberantropólogo

12 feb. 2010

El paradigma digital: reinventando lo inventado

Las cucarachas nacen, crecen se reproducen y mueren. Fue el eslogan de un anuncio clásico ¿lo recuerdan? La publicidad, mediante metáforas trata de hacer que el ideario colectivo asocie una idea o un producto para que lo hagamos nuestro.

Pues este eslogan puede ser aplicado a los negocios. Todo mercado pasa por unas fases inexcusables. Por fortuna o desgracia nada es para siempre y todo tiende un momento de esplendor y otro de decadencia y desaparición. El paleolítico desapareció con la revolución neolítica, y éste con la edad de los metales. Los fabricantes de hachas de piedra no pretendieron cobrar un canon a los fabricantes de hachas de metal. Simplemente se adaptaron o desaparecieron.

Igualmente, que los creadores de hornos de leña no denunciaron la aparición de cocinas de gas, ni estos a los fabricantes de vitrocerámicas. Los procesos se van mejorando, es ley de vida. La innovación es motor de desarrollo. No podemos permanecer anclados en el pasado eternamente.
El mundo de la música ha evolucionado: se venden menos cd's, pero se mueve mucho más dinero que antes con menos gastos (descargas de politonos, itunes...) y hay muchas más bandas. Pero el mercado se ha abierto y ya no hay cuatro o cinco compañías que deciden qué grupo toca y cuál no. Ahora todo está mucho más abierto.
Con el cine pasa algo parecido. Antes el cine era una opción de ver un espectáculo que era imposible en casa. Ahora tenemos home cinemas, pantallas planas con calidad excepcional e incluso proyectores para montar un pequeños cine doméstico sin aguantar los inconvenientes de las salas tradicionales. El cine tradicional debe reinventarse así mismo si no quiere morir (las salas 3d siguen triunfando)


El ebook es el futuro. Sólo le falta que los ereaders bajen de precio. Los costes se abaratarán una barbaridad, a casi cero (no hay impresión, no hay distribución física) y una editorial modesta podrá comercializar sus productos en todo el planeta, cosa inimaginable hace unos años.

La prensa escrita, tradicional y anquilosada ha sido la última en apuntarse al carro de las quejas contra Internet. Pero es que ahora no tenemos que conformarnos con un periódico, porque en un clic podemos contrastar la noticias en varios medios, y ver su repercusión en los rotativos de otros países ¿por qué conformarnos con una opinión cuando podemos comparar y formarnos la nuestra propia?


Efectivamente, la revolución digital hará que los acomodados no ganen tanto. Las editoriales consolidadas, las grandes discográficas no tendrán todo el pastel. Ahora tienen que repartir el mercado. Es normal, y es bueno. Ahora cualquier banda graba su cd para que sea escuchado y descargado en todo el mundo. Ahora una editorial periférica puede colocar sus obras donde quiera. Ahora podemos contrastar noticias... En definitiva, ahora podemos elegir un poco más en este espejismo de libertad que es Internet. Los monopolios están cambiando, y su frustación se refleja en una pataleta infantil que gobiernos y los manipuladores de opinión tratan de conformar un Internet moldeable a su antojo, como han venido haciendo hasta ahora. Pero Internet es, en cierta medida, libertad, y eso no interesa a los magnates de la política ni a los creadores de opinión.
antropólogo

7 feb. 2010

Telefónica contra Internet

"utilizan las redes de Telefónica sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero eso no va a poder seguir, es evidente. Las redes las ponemos nosotros, el peering lo hacemos nosotros, los sistemas los hacemos nosotros, el customer care lo hacemos nosotros, el servicio post-venta lo hacemos nosotros, el servicio de instalación lo hacemos nosotros... lo hacemos todo. Quiero decir, ellos tienen algoritmos y contenidos..."Así habla el presidente de teléfonica. Es decir, una compañía que ha heredado toda su infraestrúctura de cuando era pública (coste cero) pretende que ahora los generadores de contenidos (GOOGLE...) le paguen por usar "su" red". Este tipo (por cierto, os invito a que veáis el video, y a ver si me explicáis cómo ha llegado a ese puesto) nunca se ha planteado eso de qué fue antes, si el huevo o la gallina: vamos, que la expasión de telefónica en los últimos años ha sido gracias a Internet. Y sin Internet no hubiera tenido estos beneficios, e Internet está por encima de Telefónica. Vamos que Internet sin ellos seguirá existiendo, pero Telefónica sin Internet tiene MUCHO, pero MUCHO que perder.

Por otra parte, "sus" redes las hemos pagado entre tod@s. Y que TOD@S disfrutamos de Internet. Si este tipo se empeña en cobrar a los generadores de contenidos, este coste repercutiría directamente en los usuarios de estos servicios, es decir: TOD@S NOSOTR@S, que fuimos los que pagamos esa red, y que era pública antes de que la malvendiera Aznar. Al hablar de generadores, sólo he puesto uno: GOOGLE. ¿Imagina la repercusión de este diezmo? Hacer búsquedas en google costaría dinero, ver o subir videos a youtube costaría dinero, ver el correo en gmail costaría dinero, usar google earth costaría dinero, escribir en este blog costaría dinero... porque hoy por hoy GOOGLE ES INTERNET. Es decir, si este tipo se sale con la suya, la expasión que ha tenido Internet en los últimos años, todo esta historia de la sociedad de la información y de la sociedad red perdería su razón de ser EN ESPAÑA. Sí, en nuestro país, en otros no. ¿Creen que una empresa que ha sido capaz de enfrentarse al gobiernos chino (un mercado de 1500 millones de personas) va a amilanarse ante una fantasmada de este calibre? Evidentemente NO.

Telefónica ya cobra (Y MUCHO) por este uso. Recordemos que las ADSL españolas son las más caras de europa en relación calidad-precio (Francia ofrece 18 megas por 29,9€uros). Si no existiera Internet, se quedarían sin la gallina de los huevos de oro. Es decir, esta fantochada es como si las eléctricas (y no es que quiera defender es estos timadores) cobrasen a los fabricantes de electrodomésticos por que sus aparatos van a ser van a ser conectados a la red electrica. La única explicación que se me ocurre es la ENVIDIA. ¿Recuerdan el buscador de telefónica? sí, Terra. Pues eso ¿quién usa hoy día esta bazofia? Por cierto, siguiendo la misma norma, telefónica debería pagar por terra al resto de las operadoras de telefónia, ya que, por muy cutre que sea, si alguien que no sea cliente de telefónica accede a está página, es su compañía quien se lo está permitiendo (según el razonamiento de Alierta).



6 feb. 2010

La quimera de la administración electrónica

umhhh, el calendario de mi ordenador dice que estamos en febrero de 2010. Mi portátil está detectando varias redes inalámbricas. Mi ipod reproduce ficheros mp3 de manera aleatoria. Acabo de comprar un gadget en Hong Kong vía ebay. Estoy paseando por Sidney con google street viewer. He contratado un curso en París y acabo de consultar mis extractos bancarios por Internet. Todo ello sin salir de casa.


Entro en la web de la Diputación de Badajoz y veo una convocatoria de empleo. Leo los requisitos, y parece que la convocatoria tiene varios años de antigüedad. Pero veo la fecha y me deja sin sentido:

Instancias: Desde 27.01.10 hasta 15.02.10

Primer ejercicio: Una prueba práctica consistente en un ejercicio mecanográfico [...] Este se realizará mediante máquina de escribir tipo mecánico manual que deberán aportar los aspirantes al momento de la realización de la prueba.

Está claro, por mucho que nos quieran vender la moto, la e-administración, al menos en este país, es una quimera. Un fraude con el que los que nos gobiernan pretenden tenernos entretenidos. Un cuento chino más, como esas falacias del reciclaje, la participación ciudadana y los nativos digitales. Hay cosas que nunca cambiaran: como seguir opositando con maquina de escribir mecánica en pleno auge de la sociedad de la información.



1 feb. 2010

Mail to mail.


Toda la Internet y más concretamente los millones de buzones de mail se ven, cada vez con mayor frecuencia, golpeados por numerosas iniciativas, manifiestos, declaraciones de intenciones u operaciones de marketing, más o menos encubiertas, de todo tipo. Unas veces acertadas o con propósito altruista, otras veces desacertadas, de propósito grupal y en la mayoría de las ocasiones triviales que como la pólvora corren el reguero del "mail to mail".

Me ha llamado especialmente la atención un mail con el propósito de ofrecerles un plantón a las eléctricas el próximo día 15 de febrero a las 22:00 horas con la duración de 5 minutos.

Probablemente desconocen los autores de la iniciativa que con tal medida o plantón las eléctricas se embolsarán aún más dinero que en el caso de que este no se provocara y por consiguiente los consumidores pagarán también más en su próxima factura. A menos que los manifestantes tengan un hogar pensado para la eficiencia energética esta afirmación es una realidad.

Imagino compresores, máquinas evaporadoras, emisores térmicos, lámparas de incandescencia, radiadores de aceite, televisiones de tubos de rayos catódicos, monitores, secadores y un largo etcétera parando en su momento de rendimiento óptimo y volviendo a iniciar al término del intervalo.

Cuidado con las cosas a las que le hacemos caso. No todo tiene buen fin... ¿o quizá sí?... todo depende del mail primitivo.

Alberto Ledo – Notrec -




Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog