25 feb. 2017

La muñeca diabólica

El mundo del cine ha contribuido a la creación de una cierta animadversión hacia un determinado tipo de muñecos. Así, Chucky, el muñeco diabólico, aterrorizó a una generación de espectadores ávidos de buscar terror en lo cotidiano. Pero el palmarés lo copan las muñecas de porcelana, y Anabelle es un ejemplo reciente de esta juguetofobia. 

Sin embargo, el concepto  de  muñeca diabólica en una sociedad tecnificada, pragmática y menos paranormalizada se acercaría más a un dispositivo capaz de vulnerar la intimidad de su hogar de acogida. Y según la Agencia Federal de Redes alemana, la muñeca Cayla puede cumplir estos preceptos, por lo que ha prohibido la venta del juguete en el país. Jochen Homann, presidente de la agencia ha declarado que el control temático de la cámara y el micrófono que incorpora el juguete podría ser interceptado por terceros, poniendo en peligro la intimidad y seguridad de los menores. No sabemos si se trata de una medida extrema o si en los próximos días esta normativa será adoptada en otros estados. En cualquier, la noticia caso nos permite abrir el debate de una sociedad altamente controlada y donde, en nombre de la seguridad, ha desaparecido la privacidad de los ciudadanos.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

19 feb. 2017

Cada cual con su red

La máxima si no estás en internet no existes cada vez se hace más válida cada día. En cualquier ámbito, ya sea profesional o lúdico, la red en general y los medios sociales en particular, se hacen imprescindibles y casi no podemos realizar una gestión sin ellos. Sin darnos cuenta, nuestra dependencia respecto de estas herramientas es cada vez mayor. Sin embargo, lejos de encontrarnos en un espacio de interacción común, hay diferentes redes que aglutinan a diversos perfiles de usuarios. Así, aunque Facebook se hay impuesto como la red más utilizada, existen alternativas en la que se resguardan usuarios que por uno u otro motivo no quieren que la red de Mark Zuckerberg se convierta en su exilio digital. 

Los adolescentes, por ejemplo, prefieren redes como Instagram o Snapchat para sus relaciones cotidianas. Algunos recalan en menor mediada en Facebook mientras que otros aún no se animan a registrarse como usuario. Y mientras más jóvenes, más rechazo, aunque a medida que avanzan en edad, Facebook se convierte al menos en un espacio de consulta donde la presencia se les antoja cuando menos necesaria.

Céline Cabourg y Boris Manenti han llevado a cabo una investigación durante un año (de  momento sólo disponible en francés) en la que evidencian los usos que dan al teléfono móvil los más jóvenes, una generación cada vez menos conectada a la televisión en beneficio de un telefono que no usan para telefonear, sino para conectarse a una realidad social que supera a su progenitores. El móvil se convierte en diario, barómetro de reputación, pañuelo de lágrimas, proveedor de contenidos y herramienta para ligar... En definitiva, una herramienta transgresiva y muy poderosa, para bien o para mal.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

9 feb. 2017

HBO y Netflix en el IPC

La televisión digital ha entrado con fuerza y ha modificado los hábitos de los consumidores. Tal vez motivados por la decadencia de las cadenas generalistas convencionales y por la cantidad de basura que se mueve en las páginas de descargas por enlaces torrent, plataformas como HBO o Netflix se están haciendo cada vez más populares. También es un factor decisivo que los operadores de telefonía incluyan esta nueva forma de ver televisión en sus paquetes de contenidos audiovisuales.

Hasta tal punto ha repuntado su consumo que el Instituto nacional de Estadística (INE) ha decidido incluir estos servicios  en su cálculo del Índice de Precio de Consumo (IPC).  Los servicios en línea de vídeo y música serán tenidos en cuenta a partir de ahora para calcular el precio de la cesta de la compra junto a otros 479 artículos. Las apuestas online, de momento, quedarán fuera de este índice, aunque su versión clásica sí se tendrá en cuenta.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo
Foto: El País

3 feb. 2017

¿Podemos escapar del Big Data?

Big Data y Deep Web son dos locuciones que han entrado con fuerza en nuestras vidas, convirtiéndose casi en un axioma de las sociedades modernas. Estructuras semánticas que casi de manera automática, escuchamos leemos y repetimos constantemente, sin ser consecuentes, la mayoría de las veces, de la complejidad tecnológica y y de la dimensión social que impregnan estas tecnologías de la información. 

El Big Data se construye consumiendo identidades e individualidades. Es la gran masa de interacciones y rastros individuales de todos y cada uno de los usuarios de la red. Con el simple hecho de visitar una u otra página, de consultar cualquier información, de realizar una compra o de subir una foto a una red social estamos alimentando a este gran océano de información masiva. Conocer cómo funciona da claves a empresas e investigadores para rentabilizar su presencia en la red. conocer cómo funciona y las implicaciones ayudará a los usuarios individuales a mejorar su experiencia digital. 

Documentos TV  nos ofrece Big Data, conviviendo con el algoritmo , una emisión de una hora donde podemos acercarnos a este fenómeno.
alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog