31 may. 2016

¿Hasta donde llega la Libertad de Expresión?

La semana pasada tratábamos el proceso abierto contra el cantante de Def Con Dos por unos tuits  que la justicia enaltecimiento del terrorismo, humillación a las víctimas del terrorismo e injurias a la corona. No es la primera vez que desde el mundo del espectáculo se hacen declaraciones que puedan resultar incomodas, pero no es habitual que la fiscalía actúe contra quien, a fin de cuentas, sea ampara ante  el derecho a la libertad de expresión recogido en el artículo 20 de la Constitución Española. César Strawberry afirma que "El derecho a la libertad de expresión no tiene por qué ser algo agradable: tenemos que estar dispuestos a escuchar cosas que no nos gusten".  En la misma línea en pura tautología democrática, la canción Luce en la oscuridad, Roberto Iniesta, arremetiendo contra el mismo derecho que aparentemente le protege, escribe en un escatológico hipérbaton  “¿quien va a meterse por el culo mi libertad de expresión cuando diga que me cago en la constitución?”

¿Somos capaces de delimitar hasta donde llega la Libertad de Expresión? Porque tal vez podríamos argumentar falta de gusto, pero ¿esto puede ser delito? Además, el mal gusto puede llegar a a ser entendido como modo de vida, y tenemos a Telecinco y a su plantilla para defender este posicionamiento. Sin embargo, no podemos encarcelar, en un país occidental, a un personaje por el meo hecho de ser soez o grosero. Sin embargo, a pesar de haber pasado cuarenta años desde  la muerte de último dictador que tomó las riendas de España, sigue habiendo ciertos temas tabú, como la corona borbónica y el terrorismo.

Hace dos meses, dos integrantes de la compañía Títeres desde Abajo fueron detenidos por la Policía Municipal de Madrid durante la representación de la obra La bruja y don Cristóbal, acusados de un delito de apología del terrorismo por lucir una pancarta donde se podía leer Gora Alca-ETA. En el extremo opuesto nos encontramos con la desidia de las fuerzas del orden para actuar sobre otros aspectos sensibles del ideario colectivo español, como ocurrió cuando en una jornadas sobre la España visigoda se proyectaron las imágenes de los dictadores Francisco Franco y Adolf Hitler, además de la deHeinrich Himmler, jefe de las SS del partido nazi, sobre la fachada del castillo de Guadamur (Toledo).  

Esta situación de cara y cruz de la moneda, también podemos confrontarla en otros dos casos.  A principios de este año, una concejal  de Guanyar Alacant fue condenada a una multa de 6.000 euros por los insultos que profirió al Rey Juan Carlos,  tras publicarse la fotografía en la que éste aparecía con un elefante al que había cazado en Botswana. La edil escribió en su blog el 14 de abril de 2012: "Ese hijo de puta ha matado a un ser que, en muchos aspectos, es mejor que los humanos..., aunque claro, que se puede esperar de un tío que disparó a su propio hermano y lo mató". El juez arguyó para justificar la condena que "no es necesario llegar a la desmesura de estas expresiones de 'hijo de puta', 'borracho'", para criticar la caza de elefantes.

Podríamos llegar a comprender la opinión del juez, pero ¿es más grave insultar que amenazar de muerte? Federico Jiménez Losantos, filósofo que juega a ser periodista en medios radiofónicos y escritos, llegó a hacer apología del asesinato al afirmar que "es el único partido [refiriéndose a Podemos] que a mí me suscita odio de clase. O sea, yo los veo y me dan ganas de hacer la Revolución Francesa, sin guillotina, ¿verdad? Porque estoy contra la degollación aunque no sean inocentes. Pero, o sea, yo es que veo a Errejón, a la Bescansa, a la Rita Maestre y me sale, me sale... el monte, no el agro, el monte. O sea, si llevo la lupara, disparo. O sea, menos mal que no la llevo". en la misma intervención, Losantos carga contra otros politécnicos como Mariano Rajoy, al que califica de "zángano" y "solemne bobo", y contra Pedro Sánchez, al que tilda de "matón de discoteca" y "mozo de mulas".

Nos falta camino por recorrer para  llegar a ser un democracia madura, y parece ser que en pleno siglo XXI los fantasmas del franquismo siguen vivos. España, tras 30 años en la Unión Europea, geográfica y culturalmente está más cerca de África que de Europa y los Pirineos parecen ser una barrera más eficaz contra el tránsito de ideas como ha venido ocurriendo desde hace siglos, que el estrecho de Gibraltar.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

28 may. 2016

Tuits como prueba inculpatoria

Desde que la ley mordaza entró en vigor, sus efectos se dejan notar en los juzgados. La justicia española se toma muy en serio el uso que los ciudadanos puedan hacer de las redes sociales, hasta tal punto de que es posible procesar a los autores de mensajes en estos medios digitales.   Es lo que le ha ocurrido al cantante de la banda Def Con Dos. La pena no será tan dura como los 600 latigazos propuesta para Raif Badawi en Arabia Saudi, pero salvando las distancias,  casi dos años de  cárcel en un país de la Unión Europea por unas palabras no es una cuestión baladí. 

César Montaña Lehman, también conocido como César Strawberry, cantante de Def con Dos, se enfrenta a una petición de la Fiscalía de 20 meses de cárcel por seis tuits y un retuit. El tema no es nuevo, y la causa fue archivada hace un año por el juez que instruía el caso. Pero ha sido reabierta y Strawberry será juzgado por  enaltecimiento del terrorismo, humillación a las víctimas del terrorismo e injurias a la corona. El acusado se ha defendido aludiendo a que en un país con libertad de expresión, hay que estar dispuesto a escuchar opiniones con las que no estés de acuerdo.
 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

21 may. 2016

Profesiones digitales: white hat

Un joven finlandés de 10 años ha descubierto un agujero de seguridad en Instagram. El fallo de la página le permitía eliminar libremente comentarios de terceros. En Facebook, conscientes de que a cierta edad las acciones cometidas no siempre son las correctas, han agradecido al joven su descubrimiento y lo han recompensado con 10.000$, cantidad con la que se pondrá comprar una bici y un nuevo ordenador. Un estímulo para el joven hacker, que podrá seguir desarrollando su potencial invasivo y una minucia para el multimillonario grupo empresarial.

Desde 2011, Facebook dispone de un programa denominado Bug Bounty que recompensa a aquellos que avisen a la compañía de fallos de seguridad en su software. Hasta el momento han distribuido 4,3 millones de dólares a más de 800 white hat en todo el mundo. A mediados de marzo, un experto en seguridad indio  recibió 15.000 dolares tras descubrir la manera de entrar en cualquier cuenta que se propusiese. Sin embargo, el joven finlandés ostenta hasta el momento el título de white hat más joven que ha recibido una de estás bonificaciones. 
 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

18 may. 2016

¿Windows 10? pasé por caja

Windows no es Linux. Eso está claro y existen múltiples explicaciones. Cada cual puede escoger la suya. Una de ellas es la económica. Linux es un software libre (en sus dos acepciones, ver la doble semántica de free, 7 enero 2015) y Windows un software propietario, y por lo tanto, con licencias de pago. Sin embargo, desde  julio de 2015, las actualizaciones de Windows 10 desde Windows 7 u 8 eran gratuitas. Sin embargo, tras un tiempo en el que unos 300 millones de windowslovers han actualizado sus equipos, Microsoft anuncia que la oferta caducará el 30 de julio. A partir de esa fecha, quien decida instalar este sistema operativo, tendrá que adquirir la licencia de uso por 120$ ¿Quedará algún interesado que no haya aprovechado la oferta en este año y que espere hasta el mes de agosto para pagar por un producto que podría ser gratis? ¿Habrá intentado Microsoft quitarse de en medio problemas de soporte con versiones antiguas? ¿O   habrían intentado una colonización de los equipos domésticos por parte de Windows 10, para copar el mercado y dominar los apps markets?
 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

14 may. 2016

Internet como fuente de información y de desinformación

Internet es fantástico. Es el entorno idóneo para ejercer la libertad de expresión y dar voz colectivos que antes de la expansión de la sociedad digital nunca podrían haberse hecho oír.  Como ejemplo extremo, podemos citar las revueltas de la primavera árabe que rememorábamos hace unas semanas. Sin embargo, este efecto multiplicador, permite que informaciones no tan éticas o veraces se propaguen por la red con la misma velocidad. Y, como comentábamos en  el anterior post, la cualidad de verificar y contrastar la información no está presente entre los profesionales de la comunicación, por lo que mucho menos se le podrá exigir al internauta a pie de calle.  Es el caso de una información que se hizo viral hace unos días con epicentro en México y que se extendió rápidamente por todos los países de habla hispana.  Se difundió una foto en la que se veía una pelea de perros en un local y alrededor del espacio de lucha había material corporativo de Heineken. 

Los comentarios de los usuarios se volvieron contra la marca por apoyar este cruel evento. Debido a la horizontalidad de la comunicación en la red, cuando la información llegó al responsable de imagen de la marca, este hizo un comunicado desmarcándose de la práctica y dando explicaciones. Según la información proporcionada, la foto no estaba tomada en México  ni era reciente. Se trataba de un evento realizado en Mongolia en 2010, y las banderas aparecían por una fiesta que Heineken había celebrado en el local el día anterior. Para justificar tal extremo, la marca expuso un comunicado en su página y la carta que el propietario del local envió asumiendo su culpa.
En este caso se demuestra que la red tiene memoria, y que es relativamente fácil acceder lo que se dijo o se hizo hace tiempo. También se demuestra que es fácil provocar al internauta, que está dispuesto  a dar cobertura y compartir noticias sin contrastar su veracidad. Una imagen vale más que mil palabras y tergiversar una información es tan fácil como fácil es difundirla. En consecuencia también nos demuestra la importancia de la imagen digital y el papel de los community managers para velar por la misma. El mundo globalizado permite que acciones locales adquieran dimensión global de manera instantánea, para bien o para mal y es una premisa que debemos tener en cuenta en nuestra experiencia digital.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo


11 may. 2016

Las redes sociales arden

La prensa convencional se ha hecho humana y ahora se nutre de los contenidos de las redes sociales. Si antes un periodista recurría a fuentes implicadas para verificar su noticia, ahora se vuelca en twitter y facebook para ver qué opinan no ya los internautas, sino los internautas con los que pueda tener cierta proximidad.  Las redes sociales arden se ha convertido en una coletilla inexcusable que se utiliza con cierta frecuencia para ilustrar noticias carentes de otros contenidos.  Ante esta tesitura, los lectores se paletean ¿merece la pena comprar un periódico o seguir a varios creadores de opinión  en Twitter? ¿Qué diferencia a un periodista de un tipo que se dedica a twittear todo lo que piensa o ve? La prensa, que hace unos años podía ser garantía de fiabilidad, se ha convertido en un mentidero más, donde los periodistas sueltan sus opiniones como podrían hacerlo en un blog cualquiera. Porque ya no es sólo el hecho de fusilar hashtags de terceros, sino la facilidad para dar credibilidad a cualquier hoax que aparezca en al red, si reúne la cualidad primordial: sensacionalismo.

Como ejemplo práctico, por la dimensión de la misma, podríamos recordar aquella noticia difundida en noviembre de 2014 por CuatroQué.es y Europa Press, o   informativos telecinco en la que  se anunciaba el cierre inminente de Facebook (La caída de FB y el hoax en los medios de comunicación. 5/11/15). Tras lo escandaloso y sensacionalista del titular se escondía un bulo difundido dos años antes en RT y que ninguno de los medios que "rescató" el engaño se molestó en comprobar.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

7 may. 2016

El timo de las videoconferencias en WhastApp

Seguro que a todos se nos ocurre alguna mejora para esa aplicación que tanto usamos. Sin embargo, esa mejora no siempre se hará realidad. Nunca llueve a gusto de todos y los desarrolladores no pueden hacer caso a los deseos de todos los usuarios. Con esta bolsa de ideas y deseos contenidos, los delincuentes de la red pueden hacer su negocio. Sobre todo cuando se trata de una aplicación de uso global con millones de descargas. 

WhatsApp  es un ejemplo perfecto como entorno idóneo sobre el que establecer estafas. Antes de que el popular sistema de mensajería integrase el sistema de llamadas de voz, se difundió una estafa en la que, accediendo a una web externa, el usuario podría llamar gratis desde su teléfono a cualquier parte del mundo sin introducía su datos. Millones de usuarios mordieron el cebo y recurrieron a aquella maravillosa oferta con el deseo de tener la mejora antes que sus contactos. Sin embargo, fueron victimas de un phishing  indiscriminado, y nadie tuvo acceso a llamadas de  voz hasta que los desarrolladores de la aplicación incorporaron este servicio.

Desde hace unos días, el timo ha vuelto a la carga vestido de modernidad. Ahora se nos ofrecen videollamadas si cumplimos los mismo requisitos: registrarnos en una web externa y reenviar la información a nuestros contactos. El phiser no ha tenido que idear un sistema complejo ni novedoso. Sobre la misma estructura técnica ha desarrollado una nueva remesa de peticiones que se ha extendido de manera viral entre los usuarios. Y los resultados no se han hecho esperar.  Por algo se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. 

 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

4 may. 2016

La era de la postelevisión

En 1980 The Buggles cantaban que el vídeo había matado a la estrella de la radio.  Evidentemente, se confundieron: la radio sobrevivió y el vídeo  sufrió una guerra de formatos que llegó hasta la desaparición del soporte físico en favor del formato streaming.  Casi 40 años después, parece que le llegará el turno a la tv convencional, quien, a diferencia de la radio, no está preparada para luchar con los soportes digitales. La SmartTv es más un miniordenador que la evolución de la tv clásica, e internet ofrece alternativas más selectas que están provocando una trasvase sinfín de telespectadores. Sin horarios, sin límites, al ritmo que el usuario decide, así es la netvisión. Empresas como Netflix han visto claro cuál será el futuro de la televisión y están apostando fuerte por esta nueva fórmula.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog