15 abr. 2017

la nueva tv

La prensa  escrita y, en menor medida, la radio se han visto obligadas a migrar a internet De la misma manera la televisión no ha podido hacer otra cosa. Las cadenas convencionales han  ocupado su espacio en la red donde han ofrecido desde señales a tiempo real hasta opciones de televisión a la carta. En cierta medida una mejora del servicio convencional pero no un cambio de concepción real. Es decir, el mismo mensaje en un nuevo medio. Más cómodo, más prolífico, pero nada que no conociéramos

Pero el nuevo medio permite un nuevo mensaje, un nuevo concepto, y sería una pena perder la potencialidad limitándonos a  seguir con el producto tradicional en un nuevo embalaje. Así aparecen Netflix o HBO, unos distribuidores globales de televisión, integrados en la sociedad digital. Ofrecer al  espectador lo quiere ver, en el lugar y momento que quiera es un reto que los dispositivos de comunicación ubicuo solventan con relativa frecuencia. Y una vez que la tecnología está disponible es el usuario quien decide Y parece que la nueva televisión cumple las expectativas del mercado. Ya sea por suscripción individual o por ofertas  integradas en los paquetes de canales que los proveedores de acceso a internet facilitan mediante un sobrecoste adicional en la factura, estas nuevas formas de consumo audiovisual se imponen  día a día.

Sin embargo, no dejan de ser evolución directa del medio convencional. Queda mucho por hacer y mucho por ver. Aunque sea una nueva forma de ver televisión, no deja de ser el principio de un nuevo camino. 

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog