8 sept. 2010

¿Hasta dónde quieren llegar?

La discográfica Emi no sabe lo que quiere. En su informe anual se queja del potencial de ventas que ofrece Internet. Con números en la mano, su tradicional lloriqueo contra el top-manta y las descargas ilegales no procede. Ahora le da por arremeter contra itunes, la tiende virtual de Apple, por sus excelentes resultados (en febrero alcanzó la cifra de diez mil millones de canciones vendidas). La tienda online de la manzana controla el 70% de las ventas de música por Internet.

Es decir, si la gente descarga sin pagar, malo; si al gente paga por descargar, peor. ¿En que quedamos? Esta gente debería comprender que el vinilo y el cassette han muerto, y que el cd es ya un anacronismo al que le queda muy poco tiempo. Los tiempos están cambiando y los hábitos de consumo de 2010 no tienen nada que ver con los de 1970.

Ellos podrán quejarse, pero no por ello van a resucitar costumbres olvidadas. En vez de buscar argumento estúpidos para justificar decisiones estúpidas, deberían replantearse su modelo de negocio y adaptarlo a lo el mercado exige. No es cuestión de que innoven (eso ya lo hizo itunes), sino de que se adapten a lo que ya existe. [ver informe]
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

3 comentarios:

Bramida dijo...

perder la poltrona asusta...

Equilicua dijo...

En su momento las discográficas dejaron a muchos músicos (orquestas en directo) sin empleo.
Ya no se acuerdan.
Se erigieron en juez y parte de gustos musicales y enterraron todo lo que quisieron.
Ahora toca eso que dice: A todo cerdo le llega su sanmartín.

Todavía me acuerdo de los abusivos precios de los Lps que me gustaban y que nunca pude tener.

Ahora comienza a triunfar de nuevo el directo rabioso, y ya no depende del gusto del dueño de tal o cual empresa.

Internet es democracia, sí, peligrosa para los monopolios.

Un saludo.

Alfonso Vázquez dijo...

Bramida, qué difícil es aceptar que estás perdiendo privilegios.

Equilicua: muy de acuerdo. Si ne monetiza la cultura, no me pueden hablar de cultura, sino de intereses y ganancias. Una empresa no es cultura, es economía, y si su producto no es bueno, no interesa al público, pues lo normal es que desaparezca.

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog