25 sept. 2013

Dispersión tecnológica frente a concentración comercial

En los últimos años los teléfonos móviles han copado el mercado tecnológico. Hablamos pues, de un mercado muy jugoso. Casi todas las compañías basan su política comercial en una inmensa dispersión de productos. En el mercado se dispone de un maremágnum de marcas, modelos y gamas que hacen que el consumidor no sepa muy bien lo que compra. 

Frente a este galimatías tecnológico, encontramos a Apple que, lejos de sumarse a la tendencia dispersadora, ha apostado por concentrar todo su potencial en un único producto. Y parece que no les ha salido mal. Quizá no sea la compañía que más vende pero si puede presumir de tener un público fiel dispuesto a esperar horas de cola para adquirir la nueva versión de móvil una vez que sale . A Apple les vale más la concentración que la dispersión, 

¿Qué política comercial es más atractiva? ¿Y cuál más ética? ¿Es más rentable crear un universo inteligible paralelo que forjar un cliente fiel a la marca y al producto? Los dos modelos están vigentes, aunque las mayoría de los fabricantes ha elegido la dispersión. Pero los dos modelos están vigentes, y la marca que ha apostado por la concentración encabeza en solitario un modelo casí filosófico a la hora de entender la tecnología de las comunicaciones.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog