7 may. 2016

El timo de las videoconferencias en WhastApp

Seguro que a todos se nos ocurre alguna mejora para esa aplicación que tanto usamos. Sin embargo, esa mejora no siempre se hará realidad. Nunca llueve a gusto de todos y los desarrolladores no pueden hacer caso a los deseos de todos los usuarios. Con esta bolsa de ideas y deseos contenidos, los delincuentes de la red pueden hacer su negocio. Sobre todo cuando se trata de una aplicación de uso global con millones de descargas. 

WhatsApp  es un ejemplo perfecto como entorno idóneo sobre el que establecer estafas. Antes de que el popular sistema de mensajería integrase el sistema de llamadas de voz, se difundió una estafa en la que, accediendo a una web externa, el usuario podría llamar gratis desde su teléfono a cualquier parte del mundo sin introducía su datos. Millones de usuarios mordieron el cebo y recurrieron a aquella maravillosa oferta con el deseo de tener la mejora antes que sus contactos. Sin embargo, fueron victimas de un phishing  indiscriminado, y nadie tuvo acceso a llamadas de  voz hasta que los desarrolladores de la aplicación incorporaron este servicio.

Desde hace unos días, el timo ha vuelto a la carga vestido de modernidad. Ahora se nos ofrecen videollamadas si cumplimos los mismo requisitos: registrarnos en una web externa y reenviar la información a nuestros contactos. El phiser no ha tenido que idear un sistema complejo ni novedoso. Sobre la misma estructura técnica ha desarrollado una nueva remesa de peticiones que se ha extendido de manera viral entre los usuarios. Y los resultados no se han hecho esperar.  Por algo se dice que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. 

 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog