22 mar. 2018

El funcionario cíborg

¿Hasta que punto una herramienta se trabajo se puede considerar una extensión de la persona que la manipula? ¿Nos encontramos ante el trabajador cíborg? Nos podemos plantear este tipo de preguntas a partir de una noticia que ha saltado hoy a la prensa francesa. un conductor hace una peineta mientras el radar le hace la foto. Por ello es condenado a pagar la multa por exceso de velocidad y además se enfrenta a tres meses de cárcel, por ofensa a un funcionario público ¿el radar también es funcionario? No, pero es extensión del funcionario, según la fiscalía gala. Por su parte, el abogado defensor se aferra a la tesis de que el gesto se hizo a una máquina, no a la persona, y que esta acción es un hecho inninputable. Hasta que se haga pública la sentencia en el mes de abril no saldremos de dudas. Mientas que despejemos si el radar se sintió ofendido por la acción y, sobre este mismo planteamiento ¿sería acoso lanzar un beso o una caricia al radar? En el próximo post nos haremos cargo de ello aprovechando la puesta de largo de la segunda temporada de Westworld en @hbo_es.

De paso, revisando la jurisprudencia europea sobre peinetas, descubrimos que en Austria es legal insultar o hacer una peineta a los políticos si se encuentran dentro del desarrollo de sus funciones. En España no sabemos si es legal, pero sí que se puede ir a la cárcel por una canción, pero los políticos sí pueden hacer peinetas a los periodistas ¿por extensión a los ciudadanos que leen el periódico?
[más]

 alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog