11 ene. 2013

La paradoja del pollo frito


Ramoncín ha acudido hoy a los juzgados. El juez le ha imputado los delitos de apropiación indebida y/o administración desleal, así como falsedad documental, basándose en un informe aportado por la Guardia Civil. El exdirectivo de la SGAE fue un ardiente defensor de la propiedad intelectual y arremetió contra los usuarios que descargaban material de la red, así como contra los servidores que albergaban contenidos y los blogs que los enlazaban. 
Según los informes judiciales, facturó a la SGAE 170.000 euros por unos servicios inciertos. Sin embargo el afirma que los recibió, entre otras cosas, por una herramienta contra la piratería se vendió a la SGAE. Y ha añadido que si no "se la hubiera vendido a la SGAE lo hubiera hecho en Estados Unidos a Steve Jobs".
Ya se pueden imaginar el éxito del i-ramoncín el i-tunes: el siguiente bombazo de Apple. El caso es que no deja de ser una paradoja que aquel que se erigió en paladín contra los que se apropiaban indebidamente de sus canciones ahora sea juzgado por apropiación indebida de los fondos recaudados con el canon que pretendía resarcir a los autores por la “lacra” de las descargas ilegales. 
FOTO: El País
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog