16 feb. 2014

no sé, no me acuerdo...

- ¿Qué es peor, la ignorancia o la indiferencia?
- Ni lo sé ni me importa.

no sé, no me acuerdo... no es una respuesta convincente. La escuchemos donde la escuchemos, tiene poco futuro. En boca de un alumno será el precedente de una nota negativa. Si la pronuncia un hijo trasnochador ante el requerimiento de sus padres, quizá le acarree un castigo. Si es la excusa a un inspector de hacienda que le pregunta por qué no declaró ciertos ingresos, será la antesala de una larga batalla con el fisco. 

En la escala correspondiente, habrá una penalización para cada uno de esos "olvidos". Sin embargo, el doble rasero con que la justicia trata a los ciudadanos se hace más que evidente cuando para la mayoría de los ciudadanos el desconocimiento de la ley no les exime de su cumplimiento mientras que a la ciudadana Cristina de Borbón se le permite declarar ante el juez con un no sé, no me acuerdo. Bajo la excusa de la ignorancia, el olvido, o el amor y la confianza en su marido y la aceptación de estas excusas como algo normal, se deja claro que no todos somos iguales ante la ley.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog