17 jul. 2016

Cuando la inteligencia artificial carece de humanidad...

Cada vez confiamos más en la tecnología y le damos un papel más importante en nuestras vidas, y ese es un aspecto que hemos comentado en numerosas ocasiones en este espacio. La tecnología nos ayuda, pero a veces dejamos en sus  manos decisiones que deberían ser supervisadas por humanos. 

Cuando navegamos, recibimos un bombardeo publicitario contante. Esta publicidad no siempre es aleatoria. Las cookies almacenadas en nuestros dispositivos informan a los motores de inserción de publicidad quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Si hacemos una búsqueda sobre una ciudad, en días posteriores nuestra pantalla se llenará de anuncios de hoteles, vuelos o tiendas de ese posible destino. De igual manera, si en nuestra ciudad hay un espectáculo determinado, es posible nos aparezca información sobre el mismo de manera "espontanea". Nuestro rastro digital es registrado y vamos dejando por la red retazos de nuestro hábitos de consumo de manera inconsciente, y ese es uno de los precios que pagamos por el servicio recibido. 

Otras veces la publicidad estará relacionada con la información consumida por el usuario. Así, si leemos una noticia sobre  la etapa de hoy del Tour de Francia, es posible que en nuestra pantalla nos muestre publicidad sobre bicicletas o material deportivo. Sin embargo, esta publicidad generada automáticamente no siempre es efectiva. Y otras veces, dependiendo de según qué noticias, puede resultar fuertemente inconveniente o, como en el caso de hoy, macabra. Cuando el diario El País publicó el titular el recorrido del camión en el ataque terrorista, recogiendo información sobre el atropello multitudinario  llevado a cabo en la ciudad francesa de Niza  que acabó con la vida de  más de 80 personas, tras la noticia aparecía la publicidad de una empresa de transporte española (Grupo Carreras) mostrando el frontal del un camión. Evidentemente, se trata de una mera relación semántica, pero con un resultado nefasto, que debería haber sido evitado por los responsables de publicidad del periódico.
 alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog