6 jul. 2016

De safarí con tu móvil

Las nuevas tecnologías aportan innumerables beneficios a la sociedad y al mismo tiempo generan nuevos problemas.  Si además añadimos al rompecabezas dos realidades a ritmos diferentes pero convergentes en el tiempo y en el espacio, como son la humana, altamente tecnificada, y la natural, apacible inmersa en un proceso evolutivo mucho más pausado que el desarrollo tecnológico humano, la catástrofe está servida. Y no tiene que ser por mala fe o por afán de destrucción: pero hay amores que matan, y  las apps  de avistamiento de fauna salvaje, como trackingthewild son un buen ejemplo de ello.

Los turistas que visitan los espacios protegidos en África, deseosos de avistar animales salvajes, disponen de aplicaciones sociales en las que cuando un usuario localiza un ejemplar interesante, lo geolocaliza rápidamente y comparte es información con el resto de la comunidad. Esto hace que los usuarios que reciben la información rápidamente se dirijan hace el punto en cuestión. Con estructuras que no están preparadas para este tipo de persecuciones y la temeridad de los turistas ávidos de fotografiar un recuerdo con el que generar impacto en sus redes sociales, se puede generar el efecto contrario: la búsqueda del preciado recuerdo puede convertirse en un accidente o en el atropello de esa fauna que ha llevado al turista a desplazarse hasta ese país. Hapiloe Sello, responsable de Turismo de los parques nacionales de Sudáfrica, ha alertado del incremento de ilegalidades en los parques como pueden ser la velocidad, la congestión y atropello de animales por culpa de turistas.
 alfonsovazquez.com 
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog