20 jul. 2016

tu cara es big data

Big Data y Deep Web son dos términos muy recurrentes en los últimos tiempos. A fin de cuenta, la red no deja de ser un universo de datos en el que, al igual que ocurre con el espacio exterior, gran parte del mismo pasa desapercibido para la mayoría de los usuarios. Sin embargo, con las herramientas adecuadas, esas ingentes cantidades de bits pueden dar un beneficio incalculable a quien sepa buscar. De hecho, existen programas formativos destinados a formar profesionales en estos campos, pues la trazabilidad de los usuarios como conjunto aporta una serie de análisis sociales aplicables a aspecto como el comercio, pues nuestras pautas de navegación, analizadas por el algoritmo adecuado, pueden reflejar qué cómo y cuándo compramos. Y este sería sólo un caso práctico más o menos inofensivo.

Pero la red sabe mucho de nosotros, más de lo que imaginamos. Y dependiendo de en qué manos caiga esa información, puede no ser, o ser, preocupante. No nos extraña que  las páginas que visitamos nos ofrezcan ofertas de viajes tras haber realizado una búsqueda sobre  una ciudad con atractivo turístico. Eso es sólo parte del precio que pagamos por un acceso "gratuito" a la información. Pero al igual que nuestro rastro es utilizado para fines comerciales, puede ser utilizado para cualquier otro. No es extraño que al hacer una entrevista de trabajo, el entrevistador sepa de antemano a qué dedica el tiempo libre o a quién vota su aspirante. Hacienda ha anunciado que rastrea hábitos de los ciudadanos para buscar defraudadores, lo que deja entrever que los gobiernos, aun democráticos, controlan la vida digital de sus administrados. 

El fotógrafo ruso  Egor Tsvetkov decidió comprobar el alcance de nuestro rastro digital  cruzando dos simples técnicas: hacer una foto en la calle a un desconocido y contrastar esta imagen con una herramienta de reconocimiento facial. El resultado es que  aproximadamente el 70% de las personas entre 18 y 35 años son reconocidas e inmediatamente la red arroja gran información sobre ella. Sin duda, esta noticia deja en entre dicho nuestra privacidad y debería hacer que nos replanteáramos qué datos personales exponemos en la red.
  
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

No hay comentarios:

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog