12 feb. 2010

El paradigma digital: reinventando lo inventado

Las cucarachas nacen, crecen se reproducen y mueren. Fue el eslogan de un anuncio clásico ¿lo recuerdan? La publicidad, mediante metáforas trata de hacer que el ideario colectivo asocie una idea o un producto para que lo hagamos nuestro.

Pues este eslogan puede ser aplicado a los negocios. Todo mercado pasa por unas fases inexcusables. Por fortuna o desgracia nada es para siempre y todo tiende un momento de esplendor y otro de decadencia y desaparición. El paleolítico desapareció con la revolución neolítica, y éste con la edad de los metales. Los fabricantes de hachas de piedra no pretendieron cobrar un canon a los fabricantes de hachas de metal. Simplemente se adaptaron o desaparecieron.

Igualmente, que los creadores de hornos de leña no denunciaron la aparición de cocinas de gas, ni estos a los fabricantes de vitrocerámicas. Los procesos se van mejorando, es ley de vida. La innovación es motor de desarrollo. No podemos permanecer anclados en el pasado eternamente.
El mundo de la música ha evolucionado: se venden menos cd's, pero se mueve mucho más dinero que antes con menos gastos (descargas de politonos, itunes...) y hay muchas más bandas. Pero el mercado se ha abierto y ya no hay cuatro o cinco compañías que deciden qué grupo toca y cuál no. Ahora todo está mucho más abierto.
Con el cine pasa algo parecido. Antes el cine era una opción de ver un espectáculo que era imposible en casa. Ahora tenemos home cinemas, pantallas planas con calidad excepcional e incluso proyectores para montar un pequeños cine doméstico sin aguantar los inconvenientes de las salas tradicionales. El cine tradicional debe reinventarse así mismo si no quiere morir (las salas 3d siguen triunfando)


El ebook es el futuro. Sólo le falta que los ereaders bajen de precio. Los costes se abaratarán una barbaridad, a casi cero (no hay impresión, no hay distribución física) y una editorial modesta podrá comercializar sus productos en todo el planeta, cosa inimaginable hace unos años.

La prensa escrita, tradicional y anquilosada ha sido la última en apuntarse al carro de las quejas contra Internet. Pero es que ahora no tenemos que conformarnos con un periódico, porque en un clic podemos contrastar la noticias en varios medios, y ver su repercusión en los rotativos de otros países ¿por qué conformarnos con una opinión cuando podemos comparar y formarnos la nuestra propia?


Efectivamente, la revolución digital hará que los acomodados no ganen tanto. Las editoriales consolidadas, las grandes discográficas no tendrán todo el pastel. Ahora tienen que repartir el mercado. Es normal, y es bueno. Ahora cualquier banda graba su cd para que sea escuchado y descargado en todo el mundo. Ahora una editorial periférica puede colocar sus obras donde quiera. Ahora podemos contrastar noticias... En definitiva, ahora podemos elegir un poco más en este espejismo de libertad que es Internet. Los monopolios están cambiando, y su frustación se refleja en una pataleta infantil que gobiernos y los manipuladores de opinión tratan de conformar un Internet moldeable a su antojo, como han venido haciendo hasta ahora. Pero Internet es, en cierta medida, libertad, y eso no interesa a los magnates de la política ni a los creadores de opinión.
antropólogo

7 comentarios:

Notrec dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Notrec dijo...

No puedo sino estar en total acuerdo contigo. Añadiría, además, que existe un punto de inflexión en el transcurso histórico que refleja tu reflexión (desde el punto de vista del progreso y la teoría económica tú sabrás mejor que yo cuando acontece el mismo)

En las sociedades modernas "no se mueve un dedo" sino es en busca del Dorado. Cuando tantos y tan diferentes cambios se están dando en el ámbito de las nuevas tecnologías y en el proceso de la información,es sobradamente conocido que, están produciéndose precisamente por que mueven o moverán cantidades de capital no vistas nunca antes. Es precisamente este motivo el que desacredita por completo a los que hoy por hoy continúan mendigando las migajas del pasado.

En cualquier caso soy de la opinión que del mismo modo que hasta ahora solo unos pocos serán los que consiguan dar salida a los contenidos a nivel global y estos pocos a su vez trabajarán con otros pocos elegidos creadores de contenido. Este espejismo inicial donde todos nos creemos fuentes de información es sólo parte de la estrategia o condición natural de los acontecimientos para hacer de uso habitual las herramientas que más tarde solo pocos dispondrán de ellas o, al menos de aquellas más relevantes.

De momento Apple apunta a ser el magnate en la venta de contenidos. Dudo mucho que la calidad de los mismos sean un punto a tener en cuenta a la hora de firmar contratos y distribuciones.

Dos términos monopolizarán el fluir de la información; de un lado, uno de ellos actualmente apuesta por la universalidad, el otro por la típica estratégia económica de lo intrínseco. Ambos tendrán que convivir. La cuestión es cual de ellos exportará el modelo al otro.

Google - Apple.

Salondesol dijo...

La prensa perdió credibilidad en el momento que se prostituyó a los grandes medios, movidos por interese políticos y financieros, Solo recuperable con transparencia y honestidad.

Un abrazo.

Ángel Vázquez Hernández dijo...

No se si los fabricantes de cocinas de leña protestaron cuando llegaron las de gas, pero hace unos doscientos años hubo una serie de respuestas violentas contra la mecanización del trabajo. La introducción de máquinas en los sistemas de producción hizo que muchos obreros perdieran su trabajo, y la respuesta de estos fue escribir cartas amenazadoras e incluso destruir la maquinaria. Con el tiempo se adaptaron y asumieron el uso de maquinaria en el trabajo, dirigiendo desde entonces su ira no contra las máquinas, sino contra los empresarios.

A aquellos antimaquinistas de hace doscientos años se les llamo ludistas o luditas. A los que ahora se oponen a ciertos usos de las TIC por razones parecidas se les llama neoluditas.

Notrec dijo...

El paradigma digital:

ipad(léase tablet pc)

reinventando lo inventado.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Ahora Telefónica aboga por cobrar a los buscadores por el uso de sus redes, el ministro de industria, Sebastián, está totalmente de acuerdo; pronto cobrarán y elevarán los precios para hacer más difícil que las pequeñas iniciativas de prensa o de servicios puedan desarrollar sus iniciativas. Los monopolios no se dejarán comer el terrero a no ser que la ciudadanía se haga valer.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Equilicua dijo...

La imprenta provocó guerras alentadas por los hasta entonces guardianes (Y dosificadores) del saber.

El clero de Roma y sus aliados perdieron las guerras y el poder.

Hoy, los dueños que antaño establecían que es bueno o que es malo, que se debe escuchar, leer, publicitar, ... son capaces de provocar una guerra o varias si con ello pueden seguir ejerciendo su poder.

Pero al final, igual que la imprenta, internet se abrirá paso, más tarde o más temprano, con más o menos cortapisas.

E internet, como herramienta, es infinitamente más poderosa que la imprenta

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog