31 ago. 2010

Hasta que facebook nos separe

Es difícil que nos sorprenda una historia que provenga de EEUU. Estamos acostumbrados a noticias rocambolescas y/o absurdas. La siguiente es merecedora de ambos adjetivos y, además, tiene como protagonista destacado Facebook. Por lo tanto, el escenario digital vuelve a saltar a los medios.

Lynn France, terapeuta ocupacional de 41 años y residente en Cleveland, pensaba que su marido le era infiel. Por ello, dispuesta a aclarar el amargo trance, decidió seguirle los paso. Y no le fue difícil: tecleando en Facebook el nombre de la sospechosa, descubrió en su perfil, que estaba configurado como público, que acababa de casarse, y en el album de la boda, vio que se había casado Jonh France France, su marido. Además, Jonh se llevó a los hijos de ambos a Florida, y según Lynn, sólo los ve a través del perfil de Facebook de su ¿ex?marido.

Los medios de comunicación americanos han abierto el debate sobre la privacidad de la red, pero ¿es la red culpable de este tipo de eventos o mera portadora de la estupidez humana? Como nuevo entorno socio-cultural, Internet se ha convertido en un escenario paralelo en el que desarrollamos nuestra vida virtual, aunque para algunos, sea más real que la vida física. Como siempre, las medidas preventivas que tomamos en la calle son validas en los entorno digitales, y la estupidez o el absurdo, son tan válidos dentro como fuera de Internet.
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

2 comentarios:

Equilicua dijo...

Es lo mismo que hace mucho tiempo, cuando las familias iban al paseo del pueblo.
Luego también estaba con quién ibas al teatro de variedades, o los locales que visitabas cuando ibas a la capital.

El vehículo era el chismorreo, ahora es la red.

Alfonso Vázquez dijo...

Sip, facebook se convierte en el alcahueta digital

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog