6 oct. 2010

SIMO: la cotidianeidad de la novedad

Durante ayer, hoy y mañana se celebra en Madrid la edición 2010 del SIMO. La que desde los noventa fue la feria tecnológica por excelencia en España, ahora ya no deja de ser una feria más. Si en sus orígenes era motivo de minutos en noticiarios y páginas en prensa, ahora pasa más desapercibida, quizá por la abundancia de este tipo de eventos y, a buen seguro, por que ya es algo habitual, y no una novedad.

Este tipo de comportamientos sirve como termómetro para valorar el grado de integración digital de la ciudadanía, que poco a poco va integrando las nuevas tendencias y las hace cotidianas. Cuando la modernidad se convierte en cotidianeidad es señal de que hemos avanzado un paso más. A pesar de ello, cabe seguir reflexionando sobre los dos estratos sociales que se están generando a causa de esta innovación tecnológica: algunos se han introducido, alegremente o con resignación, pero algunos aún se resisten, condicionando, sobre todo entre los más jóvenes, su futuro laboral inmediato.
[+info]
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

5 comentarios:

Gemma dijo...

Alfonso, me surge una duda:
normalmente (o así, lo he venido entendiendo yo) cuando hablamos de 'brecha digital' hacemos referencia bien a aquellos que por motivos socioeconómicos no tienen acceso a las nuevas tecnologías o bien, a aquellos que por edad su nivel de alfabetización tecnológica es bajo. ¿Pero que hay de aquellos que simplemente no quieren acceder a las TIC, aún pudiendo, porque creen que no les va a ser necesario?
Tengo la sensación de que a veces la 'brecha digital' no se produce por cuestiones de posibilidad/imposibilidad sino de 'necesidad'. De la necesidad que la persona tenga de utilizar o no las nuevas tecnologías en la medida que compruebe la utilidad que le puede aportar.
No sé si hay escrito algo de esto o qué opinas al respecto.
Un saludo.

Gemma dijo...

Alfonso, tengo una duda:
Normalmente (o así, al menos, lo he venido entendiendo yo) cuando se habla de 'brecha digital' se hace referencia a aquellos que por circunstancias socioeconómicas no tienes acceso a las nuevas tecnologías o a aquellos que por la edad tienen un nivel de alfabelización tecnológica bajo. Pero ¿qué hay de aquellos que no acceden a las nuevas tencologías porque entienden, simplemente, que no les son necesarias? Es decir, aquellos que, aún pudiendo, no le ven una utilidad y, por tanto, no las utilizan (o incluso, no saben utilizarlas) porque no les son necesarias.
Ahí, la 'brecha digital' no se mediría en cuanto a niveles de alfabetización tecnológica o niveles socioeconómicos, sino en cuanto a la 'necesidad' que se tenga de ellas para la vida cotidiana.
No sé si hay algo escrito a este respecto o qué opinas de ello.
Un saludo.

Alfonso Vázquez dijo...

Hola Gemma, tu cuestión es la hipótesis de partida de mi tesis, concretando en adolescentes. Se habla mucho del nativo digital como aqullos nacidos en los 80's. Pero no deja de ser un mito ya que hay un porcentaje importante de jóvenes en el mundo occidental a los que no les interesa alfabetizarse (ni tecnológicamente ni del modo tradicional). Y esta brecha sí que es segregacionista, ya que si un anciando no quiere ir al NCC y hacerse un perfil de facebook, pues no pasa nada. Pero es en grupos de iguales cuando esto es un problema, ya que hay es donde encontraremos una escisión social.

Creo que mi texto lo publicará esta primavera la UOC.
saludos

Gemma dijo...

Gracias, Alfonso. Te seguiré de cerca.

Un saludo

Gemma dijo...

Gracias, Alfonso. Te seguiré de cerca.
Un saludo.

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog