25 dic. 2011

Papa Noel lo tiene claro

Cada navidad que pasa, la vorágine consumista hace que la crisis se diluya y se dilapiden sueldos con la adquisición objetos que no hacen falta y que terminarán arrinconados en cualquier trastero.

Este año va a ser el turno de lectores de libros electrónicos, tablets y smartphones. Algunos serán usados para lo que fueron diseñados, sacándole mayor o menor rendimiento y otros se pondrán en marchar dos  o tres veces hasta que el hastío de sus dueños los momifiquen en cualquier estantería o cajón. Estos nuevos cachivaches van a engordar las cuentas de las operadoras de telefonía, que llevan tiempo esperando el boom de las tarjetas con tarifas planas de acceso a Internet, y seguirán levantando las iras de los que opinan que Internet está matando la industria cultural. 

Pero a parte de debate que no llevará a ningún lado, Papa Noel y los Reyes Magos estarán haciendo acopio en China de estos objetos, a pesar de que aquellos que los fabrican  podrán darse por contentos si al menos las opulentas empresas tecnológicas occidentales reparten sus migajas y les permiten comer.  
alfonsovazquez.com
ciberantropólogo

1 comentario:

Duque de Lima dijo...

Desde luego los tablets y los lectores de libros electrónicos van a ser los regalos estrella estas navidades. Pero yo a los tablets les veo una utilidad relativa. Lo veo más como un capricho caro, a día de hoy. Vamos yo lo tengo en último lugar en mi lista de gadgets tecnológicos para adquirir. Mucho antes me compraré un lector de libros electrónicos...
Saludos.

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog