30 mar. 2010

Apagón analógico

Hoy a las 12:50, el repetidor de Montánchez ha dejado de emitir en analógico tras 50 años de servicio. "Extremadura se incorpora así a las ventajas que aporta y seguirá aportando la Televisión Digital a todos los ciudadanos", ha dicho la vicepresidenta Primera y portavoz de la Junta de Extremadura, Dolores Pallero. Casi 10 millones de euros ha costado a la región la migración a la señal digital. A esto hay que sumarle la compra, por parte del ciudadano, del decodificador o de una tele compatible con la nueva tecnología. A cambio, un motón de ventajas, nos dicen, y muchas cadenas. Lástima que hasta ahora no se note mucho: hemos ampliado el número de canales, pero no la calidad. Es decir, tenemos la misma mediocridad, pero aumentada. Ahora no será necesario esperar a la noche para ver el gran hermano, lo tenemos a full time. Tampoco esperaremos para ver las noticias que serán repetidas en bucle 24 horas al día. Ya somos digitalmente televisivos; esperemos que la fuerte inversión nos aporte algo más en un futuro y que las cadenas aporten su granito de arena para que el cambio se real y palpable.

8 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Ya te están publicitando la televisión en tres dimensiones para que te deshagas de la tuya y vuelvas a comprar otra, el negocio tiene que continuar. Además, ahora también te publicitan los canales de pago; si no quieres estar constantemente viendo mamarrachadas te indican que te pases a la de pago. Todo en aras del negocio.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

Notrec dijo...

¿Cuántas veces habré dicho esto?:

Los modelos de capitalización deben responder a la necesidades reales de un mundo que navega rumbo a la felicidad colectiva. En su lugar, el sistema capitalista ha encontrado la gallina de los huevos de oro; inducir necesidades triviales con el objetivo de hacer posible la capitalización.

Este es el origen de gran parte de los males enquistados en nuestra sociedad moderna.

Los niveles de cretinismo crecen a un ritmo de vértigo.

Despotrikator dijo...

Lo único que me da la TDT que antes no tenía es poder ver algunas películas en VO (aunque eso ya lo hacía viéndolas por Internet o en DVD, sin anuncios, por cierto) A cambio tengo un montón de canales con miles de horas de publicidad por las que las televisiones cobran millones. Y además, como tú dices, he tenido que pagar por un aparato decodificador. A mí tampoco me sale el saldo muy positivo que digamos... Saludos

Bramida dijo...

y para qué queremos la tele habiendo -por ejemplo- blogs, pregunto

no es lo mismo "comunicarse" viendo televisión que compartir información en la red :)
no es lo mismo mirar unas horas un busto parlante programado para dormir al receptor que sumergirse en el paraiso de la comunicación -o información o emisión/recepción- descentralizada...

"la tele ha muerto, viva la tele"

Notrec dijo...

Las transmisiones de televisión convencional siempre tendrán sus clientes; en un futuro no muy lejano estarán destinadas a un sector socio-cultural muy determinado.

Por otro lado, a la sombra de la red, nacerá una nueva forma de hacer televisión en la que el espectador se convertirá también en actor de los espacios del mismo modo que ocurre ahora con el movimiento 2.o de internet. Esta nueva forma de ver y participar en las transmisiones televisivas estará destinada también a dos sectores socio-culturales diferentes.

Al lado de aquellas dos formas de entretenimiento seguirá reinando la comunicación en la red que también contará con espacios televisivos convencionales.

Sí, la televisión tal y como hoy la conocemos no morirá. Cumple una función emocional que seguirá siendo necesaria y cada vez en mayor medida.

Los espacios, la forma de hacerla rentable y los reductos de anunciantes y programadores que en ella continúen tras el paso de los años ya se verá.

Quería hoy, irme a la cama sintiéndome un poco gurú.

Salu2 a todos, televidentes, oyentes, "escribientes" y principalmente a vosotros pensadores y creadores de contenidos.

Alfonso Vázquez dijo...

Dialéctico, luego la gente no irá a los cines 3d, y vendrá ramoncín diciendo que la piratería está acabando con el negocio: hipócritas. Cuando los home cinema invadieron los mercados y por ende lo hogares, estaban invitando a los ciudadanos a consumir el cine en sus casas. Pero el dinero (que es energía y como tal no se destruye, sino que se transforma) que no quedaba en las arcas de los cines convencionales iba a otros mercados. Igual pasará ahora.

Notrec, el cretinismo nos persigue amigo, al igual que la mediocridad. Y el problema es que esos dos defectos son más valorados que la excelencia. La tele siempre tendrá su público, pero cada vez será más residual. LA gente joven (y no tan joven) ya no necesita seguir la programación televisiva, sino que se adapta a nuevas realidades, y sigue sus series en las tv a la carta por internet, incluso via móvil. HAce pocos años, los que seguían series por Internet, o por canales de pago, eran los menos, porque era necesario el reconforte social. A la mañana siguiente, en la compra, en el trabajo, se comentaban las hazañas de los protagonistas de la serie de turno. Luego se fueron multiplicando las cadenas, y esa necesidad de compartir la experiencia televisiva se iba difuminando. Ahora con Internet esa perspestiva de armonía social ha desaparecido.

Despotrikador, somos peones de este juego cruel, nada más. Al menos la red es un espejismo que nos permite imaginar otra realidad. La tele es otro elemento de enajenación colectiva, e Internet no le va a la zaga, aunque nos deje un margen de maniobra un poco más amplio (o al menos eso nos hace creer)

Bramida, tienes razón. Anoche me decía mi amigo Notrec que Internet no deja de ser entreteneminto, de más calidad que la tele, pero entretenimiento. En la tele nos lo dan todo hecho. Internet nos permite decicir algo más. Es un punto de partida para el cambio que está llegando.

David Carrascosa dijo...

La misma mediocridad? Yo diría que más. Es un verdadero asco hacer zaping ocn el TDT.

Saludos

In Vitro dijo...

Yo por eso desde hace cinco años no tengo TV. Bendito el día en que empeñé el aparato y no regresé por él. Probad. :)

Amigos en la red (Últimas actualizaciones)

Archivo del blog